República Digital - Indotel Anuncio

06 de mayo del 2021

Política

La comunidad internacional se declara «preocupada» por la democracia salvadoreña

 Manuel Balce Ceneta / AP Archivo: La vicepresidenta Kamala Harris en el complejo de la Casa Blanca en Washington, el miércoles 24 de marzo de 2021. La recién destitución del fiscal general y de los magistrados de la Sala Constitucional, en El Salvador, generó una ola de reacciones internacionales dominadas por la preocupación. La Unión Europea, organizaciones no gubernamentales y varias voces […]




 Manuel Balce Ceneta / AP Archivo: La vicepresidenta Kamala Harris en el complejo de la Casa Blanca en Washington, el miércoles 24 de marzo de 2021.

La recién destitución del fiscal general y de los magistrados de la Sala Constitucional, en El Salvador, generó una ola de reacciones internacionales dominadas por la preocupación. La Unión Europea, organizaciones no gubernamentales y varias voces desde Estados Unidos, criticaron la ruptura en el equilibrio de poderes. El presidente Nayib Bukele, beneficiado con los movimientos, pidió a la comunidad internacional no intervenir en asuntos internos. 

El Salvador camina por una crisis política desde que el oficialismo tomó las riendas del Parlamento y en su primera acción votó la destitución de los magistrados con los que el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, sostuvo enfrentamientos durante el último año.

El órgano legislativo, de mayoría oficialista, destituyó al fiscal general Raúl Melara y a los magistrados de la Sala Constitucional. Pero la misma sala declaró inconstitucional la medida legislativa, lo que podría llevar al país a una crisis de confianza. 

Por fuera de las fronteras del Estado centroamericano, las reacciones siguen llegando, cada vez con mayor preocupación por el intento de eliminar el equilibrio de poderes. 

El alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, dijo este lunes 3 de mayo que en El Salvador se está cuestionando "el funcionamiento del Estado de derecho y la separación de poderes".

"La seguridad jurídica y fiscal de los magistrados en el ejercicio de sus funciones debe ser plenamente garantizada", añadió el alto representante.

Borrell se sumó a la condena que también expresaron el sábado el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, la Organización de Estados Americanos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Por otra parte, Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos, principal socio comercial de El Salvador, también mostró su preocupación frente a los hechos.

“Nos preocupa profundamente la democracia de El Salvador, a la luz de la votación de la Asamblea Nacional para destituir a los jueces del tribunal constitucional. Un poder judicial independiente es fundamental para una democracia sana y para una economía fuerte”, señaló Harris.

Amnistía Internacional: los derechos humanos están en peligro en El Salvador 

"Este fin de semana el mundo atestiguó un intento más de las autoridades salvadoreñas de llevar al país a aquellos momentos de su historia donde los derechos humanos eran pisoteados cotidianamente", dijo la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Érika Guevara Rosas, en un comunicado.

La representante de la ONG añadió que "la independencia judicial es un elemento fundamental en cualquier Estado que se dice respetar los derechos humanos" y que "al atacarla, la Asamblea Legislativa le muestra al mundo su desprecio a estos derechos, incluyendo el acceso a la Justicia".

"El presidente ha dejado claro que no permitirá el escrutinio internacional, al hacerlo olvida que el Estado salvadoreño es signatario de compromisos internacionales de derechos humanos que deben ser honrados", agregó Guevara.

El presidente Nayib Bukele respondió a través de sus redes sociales a la comunidad internacional que los asuntos internos de su país no son “de su incumbencia".

Sin hacer referencias directas, envió un "mensaje a los pueblos" de los "líderes políticos" que mostraron preocupación frente a las destituciones.

"Jamás los apoyen. Si los llevan al poder irán a negociar con el mismo régimen que ahora los tiene en la miseria. Eso desean", escribió Bukele.

Luego de que el partido Nuevas Ideas, del presidente Bukele, ganara las elecciones legislativas del 28 de febrero, varias organizaciones alertaron por el peligro que suponía para los contrapesos y la oposición. El movimiento de la nueva Asamblea contra el fiscal y los magistrados materializa las preocupaciones, unas que la comunidad internacional sigue de cerca.   

Con EFE y AP

Noticias destacadas