31 de julio del 2021

Opinión

…La “Era del miedo”

Oscar Medina. Este viernes comienza la llamada “Era Trump” en la nación más poderosa del mundo… Pero será, realmente, “la era del miedo”. Porque este magnate desaprensivo tendrá un dedo índice en el Twitter y el otro en el botón nuclear, además de la hecatombe económica que se prevé. Con la juramentación del Presidente número […]




Oscar Medina.

Este viernes comienza la llamada “Era Trump” en la nación más poderosa del mundo… Pero será, realmente, “la era del miedo”. Porque este magnate desaprensivo tendrá un dedo índice en el Twitter y el otro en el botón nuclear, además de la hecatombe económica que se prevé.

Con la juramentación del Presidente número 45 de los Estados Unidos, asoma un panorama de incertidumbre, donde lo único previsible es que Donald Trump no modifi cará un ápice su personalidad arrogante y que continuará su estilo altanero y su verbo incendiario y violento, tal como se condujo siendo candidato.

Lo mismo se avizora en sus políticas, aunque en la transición ha tenido que admitir que no podrá cumplir muchas de las promesas populistas que catapultaron su campaña, pero la conformación de su gabinete– repleto de multimillonarios y halcones de línea dura–, proyecta el fi n de la época “amigable” del saliente presidente Obama.

Los expertos creen que las políticas proteccionistas de Trump causarán un enorme daño a la economía estadounidense… Los analistas que le favorecen, sin embargo, presentan como victorias anticipadas a su llegada a la Casa Blanca los anuncios de Carrier y Ford de modifi car su plan de inversión y desviar parte de los fondos de expansión que tenían destinados para México hacia los Estados Unidos. Sin embargo, la experiencia demuestra que ese tipo de decisión tiene un impacto nulo en la economia estadounidense.

El Nobel de Economia, Pul Krugman, desmontó el impacto de los anuncios de esas multinacionales señalando que en una economía como la estadounidense, que emplea a 145 millones de personas, se produce una rotación media mensual de un millón y medio de lo que llama “bajas laborales involuntarias”.

Es decir, despidos que promedian unos 75 mil diarios.

Por tanto, los supuestos empleos que podrá “salvar” Trump con sus amenazas a las multinacionales de la industria automotriz de aplicar impuestos a los autos construidos en México a su ingreso a los Estados Unidos, es apenas una porción mínima de los empleos que se pierden a diario en ese país. Sin embargo, los daños no son tan mínimos… Porque la creación de un “arancel castigo” para los productos importados desde México y el aumento de los costos de la mano de obra, tendrán un impacto signifi – cativo en los precios de los productos que consumen los estadounidenses, y está por verse lo que supondrá para el contribuyente una política de incentivos impulsadas desde Washington para “motivar” a las multinacionales a mantenerse en territorio norteamericano.

La era Trump amenaza también uno de los pilares sobre los que descansa la sociedad estadounidense: la libertad de prensa… Los exabruptos contra medios y periodistas que no le son afi nes no se limitaron a la campaña, sino que tanto en una rueda de prensa como desde su cuenta en Twitter, el Presidente Electo ha insultado y cuestionando a periodistas, artistas, intelectuales y a cualquiera que critique o cuestione la legitimidad de su triunfo.

Desde el punto de vista social, Trump no hará más que profundizar la división y la desigualdad de la sociedad estadounidense… Las tensiones raciales están llamadas a aumentar con un Procurador General abiertamente racista que ha rechazado la intervención del Departamento de Justicia en la jurisdicción de los policías locales, con las implicaciones que tiene esa posición en el debate sobre la violencia policial que enfrentan los afroamericanos en los Estados Unidos… Su plan impositivo, que propone reducir los impuestos a las altas rentas, provocará una ampliación de la brecha entre el uno por ciento más rico y el resto de los estadounidenses… Y junto al Congreso, ya comenzó el desmonte de la ley de Atención Sanitaria Accesible —conocido como ObamaCare—, por lo que en los próximos meses cerca de 30 millones de estadounidenses con rentas medias y bajas, quedarían sin seguro de salud.

Pero si las políticas de Trump afectaran sólo a sus conciudadanos, poco importara al resto del mundo… Sucede, sin embargo, que dado el peso de los Estados Unidos en la economía global y su papel determinante en el cuadro geopolítico, las excentricidades de Trump pueden causar mucho daño.

Trump amenaza con afectar sensiblemente la Alianza del Atlántico Norte que desde la Segunda Guerra Mundial ha sido soporte esencial para el mantenimiento de la paz en Occidente, así como la delicada estabilidad del mar del Sur de China y las complejas relaciones con Taiwán, o el de por sí inestable y explosivo balance de poderes en el Oriente Próximo… Y las complejas y poco claras relaciones de Trump con el líder ruso Vladimir Putin ensombrecen el panorama más allá de los informes y las conjeturas sobre el rol de la inteligencia rusa en su elección como Presidente, y cómo este caso lo tiene enfrentado a una comunidad de inteligencia llamada a liderar dentro de unos días.

En fi n, que este viernes inicia en los Estados Unidos la “Era del Miedo”… Asume el poder Donald Trump, un showman producto de la “sociedad del espectáculo” y de este tiempo de la post-verdad, y altamente incapaz para ocupar la ofi cina más poderosa e infl uyente de la tierra.

Noticias destacadas