República Digital - Indotel Anuncio

06 de mayo del 2021

Política

La Fiscalía rusa pide pena de cárcel para Alexéi Navalni

Moscow City Court (Reuters) El opositor Alexéi Navalni, este martes en el tribunal de Moscú. Alexéi Navalni se enfrenta este martes a un juicio crucial. La Fiscalía rusa ha pedido una condena de hasta tres años de cárcel para el líder opositor, mientras la tensión entre el Kremlin y los partidarios del activista aumenta. Navalni, de 44 años, está […]




Moscow City Court (Reuters) El opositor Alexéi Navalni, este martes en el tribunal de Moscú. Alexéi Navalni se enfrenta este martes a un juicio crucial. La Fiscalía rusa ha pedido una condena de hasta tres años de cárcel para el líder opositor, mientras la tensión entre el Kremlin y los partidarios del activista aumenta. Navalni, de 44 años, está acusado de violar repetidamente una sentencia de prisión por fraude, impuesta en 2014, y los términos de la libertad condicional por no presentarse en las revisiones judiciales. El opositor, que fue arrestado tras regresar a Moscú desde Alemania, donde se recuperó de un envenenamiento grave sufrido este verano en Siberia, asegura que esos cargos son otra persecución política más para acallarle. El tribunal de Moscú donde comparece el activista anticorrupción, y donde se han citado sus seguidores, ha amanecido cercado por las fuerzas de seguridad. Ya hay más de 120 detenidos. La indignación por el nuevo proceso a Navalni, que cumple desde el 18 de enero 30 días de prisión preventiva, ha encendido las protestas anti-Kremlin, que han sacudido Rusia los dos últimos fines de semana. El domingo, un despliegue policial inédito en las principales ciudades de Rusia y la dura represión de las fuerzas de seguridad no lograron, sin embargo, reducir las manifestaciones, que terminaron con más de 5.100 detenidos en todo el país, algunos bajo una fuerte violencia, el uso de porras y pistolas eléctricas. Yulia Naválnaya, esposa del opositor Alexéi Navalni, a su llegada al tribunal de Moscú este martes. © EVGENIA NOVOZHENINA (Reuters) Yulia Naválnaya, esposa del opositor Alexéi Navalni, a su llegada al tribunal de Moscú este martes. El Gobierno ruso, que durante años ha tratado de ignorar la existencia del opositor, ha defendido la política de mano dura contra las protestas, prohibidas por las autoridades. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha rematado que la respuesta policial del domingo fue “dura pero legal” y aseguró que los manifestantes “deben ser tratados con todo el peso de la ley”. “Hubo muchos hooligans e instigadores que se comportaron de manera más o menos agresiva con los oficiales de la ley, lo cual es inaceptable. Por lo tanto, es natural que la policía actúe y tome medidas”, comentó el lunes. Las autoridades rusas han abierto 18 casos penales en 18 regiones a participantes en las protestas, según datos de la organización especializada Agora. Navalni, que se ha hecho conocido por sus revelaciones de la corrupción de la élite política y económica de Rusia, se ha convertido en el crítico más visible del presidente ruso, Vladímir Putin. Además del proceso judicial de este martes, que podría no tener un veredicto este mismo día, el disidente se enfrenta a otros graves cargos de fraude a gran escala que podría suponer una pena de 10 años de cárcel. La oficina del fiscal general ruso Igor Krasnov emitió un comunicado el lunes en el que defiende la pena de prisión para Navalni. Y reclama que se le restablezca la condena original de tres años y medio de cárcel que se le suspendió en 2014, tal y como solicitó el servicio penitenciario de Moscú, que ya puso a Navalni en la lista de personas buscadas por no comparecer en las revisiones señaladas cuando estaba en Alemania, a donde había sido trasladado en coma desde Siberia. El Servicio Penitenciario asegura que fue imposible saber dónde se encontraba. La petición de cárcel es una medida “legal y fundada”, ha dicho Krasnov. “La Fiscalía tiene la intención de defender su postura en la audiencia judicial”, ha recalcado. El hecho de que el caso detrás de los cargos contra Navalni fuese declarado “injusto y arbitrario” por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en 2017, ha aumentado todavía más el malestar en la ciudadanía rusa. El tribunal, con sede en Estrasburgo, condenó a Rusia por violar los derechos a un juicio justo de Alexéi Navalni y de su hermano, Oleg, también condenado en el mismo caso por un fraude relacionado con la compañía de cosméticos Ives Rocher y en el que estaban acusados de “no cumplir con las obligaciones contractuales” que su empresa tenía con el gigante francés de la cosmética. Estrasburgo falló que Rusia debía pagar 10.000 euros a cada uno de los hermanos Navalni por daños y perjuicios y reembolsar sus costos legales: 45.000 para Alexéi Navalni y 18.000 para Oleg.
Pero el caso siguió quedando ahí, en la nevera. A finales del año pasado resucitó y derivó en un nuevo proceso contra el opositor, que va acumulando cargos que pueden apartarle no solo de la política sino también de la calle. La Fiscalía pide que cumpla su pena en una colonia penal (una cárcel en la que además se trabaja). La Unión Europea y Estados Unidos han criticado la represión de Rusia sobre las protestas pacíficas y han reclamado que libere a Navalni, cuyos principales aliados también han sido procesados y están en arresto domiciliario, incomunicados. El lunes, en vísperas de la visita a Moscú del alto representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, Martina Fietz, la portavoz adjunta de la canciller alemana, Angela Merkel, reclamó el fin de las “acciones desproporcionadas contra manifestantes políticos” y condenó el uso de la violencia. “Los detenidos deben ser puestos en libertad de inmediato”, reclamo. El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, también cargó contra la reacción rusa. “Los arrestos, la violencia utilizada por la policía es profundamente inquietante”, dijo el domingo en una entrevista de a cadena MSNBC. Las protestas provocadas por la detención de Navalni reflejan “la frustración que tiene el pueblo ruso con la corrupción, con la autocracia”, apuntó.

Noticias destacadas