República Digital - Indotel Anuncio

11 de mayo del 2021

Opinión

La frontera

César Duvernay. Que el presidente Danilo Medina haya destinado una de sus denominadas visitas sorpresa para recorrer varios puntos de la zona fronteriza del sur, aporta brisas de optimismo frente a su promesa de enfrentar una realidad que, amén de cruda y dramática, reclama de acciones urgentes. En lo que fue la número 206 de […]




César Duvernay.

Que el presidente Danilo Medina haya destinado una de sus denominadas visitas sorpresa para recorrer varios puntos de la zona fronteriza del sur, aporta brisas de optimismo frente a su promesa de enfrentar una realidad que, amén de cruda y dramática, reclama de acciones urgentes.

En lo que fue la número 206 de sus traslados dominicales, el mandatario visitó varios municipios fronterizos donde pudo constatar el cuadro de necesidades que allí se advierte. Acompañado de autoridades civiles y militares dentro de los que estaban los ministros de Defensa, Administrativo de la Presidencia y el de Obras Públicas, Medina preguntó a los moradores acerca de sus necesidades y carencias, poniendo especial atención en sus (muy limitados) medios de subsistencia.

Se recuerda que hace dos meses y en una visita focalizada a la también fronteriza provincia norteña de Dajabón, el mandatario había externado su intención de dignificar la vida en la franja fronteriza haciéndola más habitable para evitar que la gente emigre. Algo que sacando los gobiernos de Rafael Leónidas Trujillo y Joaquín Balaguer,  siempre se ha dicho, nunca se ha hecho.

De ahí la importancia de este periplo realizado por Medina ya que en adición a la obligatoria labor de vigilancia que se debe tener, y para la cual se han incrementado los recursos humanos, logísticos y tecnológicos para fortalecer el combate a la migración ilegal, el contrabando, la trata, los delitos medioambientales y el crimen organizado, verifica su interés en dotar a la zona de los incentivos necesarios para que los dominicanos (y con razón) no sigan huyendo despavoridos de ella.

Todavía renuente a utilizar tenis, pero en jeans y debajo de una gorra, Medina fue a Macasías, Comendador, Bánica, Sabana Cruz, Guayabal, Los Cacaos y  Guaroa, donde escuchaba de los lugareños solicitar la construcción y reparación de puentes, escuelas, dispensarios, caminos vecinales y habilitación de bombas de succión entre varias urgencias las que serían evaluadas justamente mañana en una reunión de alto nivel. La frontera es igual a la patria y espacio cedido es espacio perdido. La dominicanización corresponde a los dominicanos  que deben vivir y producir de manera digna y adecuada. Danilo muestra voluntad política y eso se aplaude.

Noticias destacadas