República Digital - Indotel Anuncio

21 de abril del 2021

Opinión

La Justicia tarda, sólo que hay que esperarla

Por: MIGUEL SANG BEN. Debo confesar que la transmisión en vivo de la audiencia a los imputados por la “Operación Pulpo” nos tomó pensando en que los procesos en la etapa, aunque sea de establecimiento de coerciones, como es el caso, iba a tomar más tiempo de “corre-ve-y-dile” entre los protagonistas. Pero ocurrió un domingo 6 […]




Debo confesar que la transmisión en vivo de la audiencia a los imputados por la “Operación Pulpo” nos tomó pensando en que los procesos en la etapa, aunque sea de establecimiento de coerciones, como es el caso, iba a tomar más tiempo de “corre-ve-y-dile” entre los protagonistas. Pero ocurrió un domingo 6 de noviembre en transmisión televisiva. Lo que me recordó aquel juicio a los asesinos de las hermanas Mirabal, en la transición del trujillato a la “incipiente democracia”, donde se lució el fiscal Valera Benítez. Fue una sesión de muchas horas, con una segunda parte al lunes siguiente, de una tanda igual de extensa. Tercera y definitiva que cerró con la réplica de la defensa de Juan Alexis Medina Sánchez, para pasar a las consideraciones finales de juez José Alejandro Vargas, encargado de la sesión para conocer las medidas de coerción. Con una voz de locutor profesional macerada en programas de música romántica de nuestro pasado romántico, el Juez José Alejandro Vargas, comenzó explicando la esencia de la vida aludiendo a José Mujica, el presidente-guerrillero de Uruguay, ejemplo de vida modesta y honesto comportamiento público. Pepe recalca que el amor y el odio tienen la naturaleza común de que son emociones, es mejor actuar por amor porque construye y no por odio porque destruye. Le dio sendas admoniciones al Ministerio Público como a la Defensa para que sus accionares tengan en común el amor. Pero, el Juez Vargas fue didáctico e introdujo en cada ocasión de los imputados revelando sus hipotéticas consideraciones de los comportamientos diversos, refutando muchas de las consideraciones de los letrados de la defensa y sustentando sus decisiones individualmente. Un excelente ejemplo de un pedagogo del Derecho en contraste con los áridos soliloquios de algunos de los colegas más jóvenes. ¿Dónde convergen economía y derecho? Debo señalar que la “econometrización” nos ha alejado del principio de los padres fundadores de que los límites de la organización de los mercados es el derecho que se encarna en el Estado luego de haber sido basada en los “dioses”; en economía la llamamos el “enfoque institucionalista”. En Economía Política la manejamos como el conflicto de la “distribución del ingreso” en un enfoque cortoplacista, y “la cuestión de la propiedad privada” en una visión de más alcance. Por lo tanto, es nuestro interés en los procesos judiciales y cómo piensan los jueces en materia de conflictos mercantiles, como el Juez Vargas, en un conflicto de carácter pecuniario, de manipulación de mercados, de colusiones, de cartelización, de fraudes, de aspectos extraeconómicos de los mercados. Una lección invalorable para estudiantes de ciencias económicas como de ciencias jurídicas.

Noticias destacadas