República Digital - Indotel Anuncio

17 de abril del 2021

Mundiales

La ONU pide acabar con los tabúes sobre la menstruación para proteger a las mujeres

Un grupo de expertos de Naciones Unidas ha pedido a la comunidad internacional que rompa el tabú que rodea a la salud menstrual y que tome medidas concretas para lograr un cambio en la mentalidad que asegure la protección de las mujeres y niñas. «Las dañinas normas socioculturales, los estigmas, las ideas equivocadas y los tabúes […]




Un grupo de expertos de Naciones Unidas ha pedido a la comunidad internacional que rompa el tabú que rodea a la salud menstrual y que tome medidas concretas para lograr un cambio en la mentalidad que asegure la protección de las mujeres y niñas. "Las dañinas normas socioculturales, los estigmas, las ideas equivocadas y los tabúes alrededor de la menstruación siguen provocando exclusión y discriminación en mujeres y niñas", aseguraron los expertos en un comunicado por del Día Internacional de la Mujer, que es mañana, 8 de marzo. "El estigma y la vergüenza que generan los estereotipos alrededor de la menstruación han tenido un gran impacto en todos los aspectos de los derechos humanos de mujeres y niñas, por ejemplo en igualdad, salud, acceso a la vivienda y el agua, sanidad, educación, trabajo, libertad de pensamiento y religión, seguridad y condiciones saludables en el trabajo, así como a la hora de participar en la vida pública sin discriminaciones", denunciaron. "En algunos países, se considera que las mujeres que menstrúan están contaminadas y son impuras, lo que les acarrea prohibiciones como tocar el agua y cocinar, asistir a ceremonias religiosas y culturales o participar en actividades de la comunidad. Las niñas son a veces castigadas en graneros donde padecen frío y aislamiento, muchas veces con riesgo de sufrir enfermedades o ataques de animales. Cuando estas situaciones se combinan con el estigma y la vergüenza que sufren mujeres y niñas se producen situaciones de desempoderamiento", lamentaron los autores del estudio de Naciones Unidas. Además, cientos de miles de mujeres y niñas se encuentran a menudo con problemas relacionados con la falta de productos de higiene sanitaria o instalaciones apropiadas. La ausencia de todos estos aspectos relacionados con la salud menstrual en los lugares de trabajo y en las escuelas tiene un gran impacto en la asistencia y, por lo tanto, también en sus perspectivas económicas y de progreso personal, lo que afecta a la igualdad de género. Algunos países han prohibido prácticas discriminatorias derivadas de la menstruación y han desarrollado políticas para paliar las necesidades de las mujeres y las niñas durante la menstruación. No obstante, en muchos puntos del planeta, los Derechos Humanos relacionados con el ciclo menstrual son dejados de lado por los legisladores.
"Es necesario hacer mucho más para lidiar con las necesidades derivadas de la salud menstrual de mujeres y niñas, así como reconocer que no hacerlo tiene un impacto en todas las áreas vitales de mujeres y niñas. Hay que combatir los mitos y la desinformación con información completa, adecuada y accesible para mejorar el conocimiento de la menstruación. Los Estados deben tomar medidas transformadoras en cooperación con Naciones Unidas, las ONG, organizaciones de mujeres y los sectores profesionales y educativos", han reclamado los expertos. El comunicado de la ONU surge en un momento incipiente en el que el tema están planteado como debate global. "Juana, la colorada" (Colombia). "Andrés, el de cada mes"(México). "Me cantó el gallo" (Puerto Rico). "Sinal vermelho" (Brasil). "Falling off the roof"(Estados Unidos). "Estar con Andrés Rojas, o con el mes" (Perú). "Got the painters in" (Inglaterra). "Estar en esos días" (Argentina). Los eufemismos y dichos populares que, desde el lenguaje, disfrazan la menstruación se repiten y, más allá de sus variantes, cruzan latitudes y culturas. A fines de enero se viralizó en Twitter el comentario de una chica que le había dicho a su padre que se había ido temprano del trabajo por "cuestiones de mujeres" ("ladies issues") y él pensó que se había peleado con una compañera: las "indirectas" aíslan y generan más vergüenza. No son más que un síntoma de lo oculto que aún se mantiene este proceso fisiológico que, lo que tiene de universal, lo tiene de invisibilizado: es lo innombrable. Las mujeres se indisponen -en promedio- alrededor de 450 veces a lo largo de su vida, pero les (nos) enseñaron a hacer de cuenta que no existe, a simular que no sucede. Días atrás se popularizó una iniciativa que busca contradecir este tabú: #LetsTalkAboutPeriods (hablemos del período) surgió en India, en principio, para promocionar la película Pad Man, que cuenta la historia biográfica de Arunachalam Muruganantham, un hombre que trabajó para hacer llegar toallitas higiénicas de bajo costo a mujeres en zonas rurales de ese país. Si bien resulta llamativo que se ensalce la labor de un varón en esta problemática que tiene a numerosas mujeres trabajando activamente en las mismas tareas (y, si hablamos de lenguaje, quedará para otra vez la masculinización de "los" protectores femeninos y "los" tampones), la campaña rebasó su objetivo inicial y tomaron la posta algunas modelos y otras referentes, quienes se sumaron a la consigna y se sacaron fotos con una toallita en la mano. GS

Noticias destacadas