República Digital - Indotel Anuncio

12 de mayo del 2021

Mundiales

La pesadilla de Christine Blasey Ford, la mujer que denunció al juez Brett Kavanaugh por abuso sexual

Christine Blasey Ford, la mujer que acusa de agresión sexual al candidato a juez de la Corte Suprema Brett Kavanaugh, tuvo que irse de su casa con su familia y su vida «nunca más será la misma», dijo su amigo Jim Gensheimer. Blasey Ford ha sido objeto de amenazas de muerte, según ha declarado ella misma y […]




Christine Blasey Ford, la mujer que acusa de agresión sexual al candidato a juez de la Corte Suprema Brett Kavanaugh, tuvo que irse de su casa con su familia y su vida «nunca más será la misma», dijo su amigo Jim Gensheimer.

Blasey Ford ha sido objeto de amenazas de muerte, según ha declarado ella misma y confirman sus amigos.  Vive con su esposo Russell Ford, con quien está casada desde 2002, y con los dos hijos de la pareja.

Trabaja como profesora de Psicología en la Universidad de Palo Alto, en California.  Desde que un artículo en el diario The Washington Post reveló su identidad antes de que testificara frente a un panel del Senado, las amenazas se multiplican, su cuenta de email fue hackeada y la familia tuvo que separarse.

Fue el padre quien le explicó a los hijos por qué se veían obligados a mandarlos a ellos dos a quedarse en casas de amigos mientras él y la madre se mudaban a un hotel.

«Les dije que Mami tenía una historia sobre un nominado a la Corte Suprema, que la historia había llegado a oídos de la prensa y ahora no podemos estar más en la casa«, le contó Ford al Washington Post.

Incluso, tuvieron que contratar un servicio de seguridad para escoltar a los hijos cuando van y vienen de la escuela, y ella se reunió con agentes del FBI para discutir detalles de su vigilancia.

Jim Gensheimer, el amigo de Christine Blasey Ford, es periodista y fotorreportero

Jim Gensheimer, el amigo de Christine Blasey Ford, es periodista y fotorreporteroJim Gensheimer, el amigo de Christine Blasey Ford, es periodista y fotorreportero

«Ella se pasó la vida tratando de olvidar esto», le dijo Gensheimer a la revista People, y por decirlo abiertamente «ahora su vida nunca más será la misma«.

Kate Beebe DeVarney, una terapista de conducta que ha trabajado con Blasey Ford, le contó a The New York Times que el episodio de agresión sexual la persiguió toda su vida y la tenía molesta.

«Le provocaba mucho estrés, y ahora ha acabado con su vida«, declaró DeVarney en entrevista con el diario.

La noche del martes, en un acto en Southaven, Mississippi, el Presidente Trump se burlódel testimonio de Blasey Ford ante el Senado.

El Presidente Trump “estaba subrayando los hechos, no burlándose de Christine Blasey Ford”, dijo la vocera de la Casa Blanca

El Presidente Trump “estaba subrayando los hechos, no burlándose de Christine Blasey Ford”, dijo la vocera de la Casa Blanca

El Presidente Trump “estaba subrayando los hechos, no burlándose de Christine Blasey Ford”, dijo la vocera de la Casa Blanca

«¿Cómo llegó usted a su casa? No recuerdo. ¿Cómo llegó allí? No me acuerdo. ¿Dónde queda ese lugar? No recuerdo. ¿Cuántos años hace de eso? No sé. ¿Fue en la planta alta o en la planta baja? No sé, pero me tomé una cerveza. Eso es lo único que recuerdo«, dijo el Presidente evocando las preguntas y sus respuestas en la audiencia.

El propio juez Kavanaugh no cuestiona el hecho mismo de que Blasey Ford sufriera los episodios que cuenta, pero asegura que no fue él quien cometió la agresión sexual.

En las redes sociales también han aparecido burlas de cosas que supuestamente declaró la mujer durante la audiencia.  Por ejemplo, que al salir de la fiesta llamó a alguien por su teléfono celular, cuando en esa época no existían los celulares. La realidad es que Blasey Ford no lo dijo.

Noticias destacadas