República Digital - Indotel Anuncio

11 de mayo del 2021

Opinión

La vida de la táctica

En una entrevista publicada en la revista semanal norteamericana Times Magazine, el general Colin Powel, que en ese momento era el máximo jefe de las fuerzas armadas norteamericanas, afirmó que de acuerdo a su experiencia “ningún plan de guerra sobrevive al primer contacto con el enemigo”. En otras palabras, durante la guerra los generales frecuentemente […]




En una entrevista publicada en la revista semanal norteamericana Times Magazine, el general Colin Powel, que en ese momento era el máximo jefe de las fuerzas armadas norteamericanas, afirmó que de acuerdo a su experiencia “ningún plan de guerra sobrevive al primer contacto con el enemigo”.
En otras palabras, durante la guerra los generales frecuentemente revisan y ajustan sus planes y tácticas originales.
La reciente aprobación de la ley de partidos fue precedida de una secuencia casi dramática de movimientos tácticos de líderes y partidos que ilustran muy bien la cita del general Powell.
Danilo aspiraba inicialmente a imponer primarias abiertas para elegir los candidatos de todos los partidos, así como otros aspectos que fueron firmemente rechazados por la oposición y la crítica pública independiente.
Cuando ese proyecto salió del Senado, donde el danilismo tiene absoluto control, se topó con la realidad de que en la cámara de diputados no tenía mayoría suficiente y que necesitaba los votos de los diputados de otros partidos para aprobar cualquier versión de ley que le interesara.
Leonel tenía un plan o proyecto de ley inicial que reivindicaba la libertad de los partidos para decidir la modalidad de primarias, pero cuando cayó en la cuenta de que solo tenía 33 votos firmes frente a 126 necesarios, comenzó a cambiar de posiciones y tácticas al compás de los ajustes que venían haciendo también Danilo y la oposición o el PRM, precisamente por las mismas razones: la falta de votos. A Leonel le interesaba coincidir con el PRM para usarlo como muro de contención frente al danilismo.
El PRM también proponía primarias cerradas y supervisadas por la JCE, inicialmente, entre otras importantes conquistas, pero solo tiene 41 votos.
El PRSC solo tiene 18 votos, Fidel Santana y su Frente Amplio un (1) voto y Alianza País un (1) voto.
En ese contexto, nadie podía imponer por si solo la ley que quería. Ni Danilo, ni Leonel, ni el PRM. Así las cosas, o se concertaba o seguíamos como chivos sin ley.
El PRM se decidió por tener ley.

Por:

Antonio Almonte.

Noticias destacadas