20 de septiembre del 2021

Portada

Las autoridades sanitarias de EE UU advierten de que la variante delta es tan contagiosa como la varicela

 Yolanda Monge Un nuevo documento de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (la agencia estadounidense para la vigilancia de epidemias, CDC son sus siglas en inglés) afirma que la variante delta es mucho más contagiosa que otras versiones de la covid-19. El informe, una comunicación interna del CDC que ha adelantado el diario The Washington […]




 Yolanda Monge

Un nuevo documento de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (la agencia estadounidense para la vigilancia de epidemias, CDC son sus siglas en inglés) afirma que la variante delta es mucho más contagiosa que otras versiones de la covid-19. El informe, una comunicación interna del CDC que ha adelantado el diario The Washington Post, señala que el virus original podía contagiar a dos o tres personas, mientras que la delta, que apareció primero en la India, puede alcanzar hasta a nueve individuos, lo que convierte este patógeno en más contagioso que los virus causantes del ébola. La delta se expande, señala el escrito, de forma tan fácil como lo hace la varicela, por lo que el siguiente paso para las autoridades sanitarias en la lucha contra el coronavirus es reconocer que “la guerra ha cambiado”. La información revelada por el diario de Washington arroja una visión de la variante más desalentadora que la conocida hasta ahora.

Una de las partes que más subraya el CDC son los “desafíos” que presenta la comunicación de esta situación, una abrumadora tarea que debe de mantener el equilibrio entre la información sobre la eficacia de las vacunas para evitar enfermedades graves y reconocer al mismo tiempo que las personas inmunizadas están transmitiendo el virus. “Aunque es raro, creemos que las personas vacunadas pueden estar expandiendo el virus”, aseguró al Post una fuente que mantuvo el anonimato.

Por ello, el pasado martes, y tras el aumento de contagios en el país, el CDC emitió nuevas directrices que aconsejan a las personas vacunadas el uso de mascarillas en lugares cerrados para resguardarse de la nueva variante del virus y proteger también a los demás. Antes de que comenzara el verano, cuando la variante delta no tenía casi presencia en EE UU, el ritmo que tomaba la vacunación de la población permitió a los CDC relajar las normas. Ese organismo anunció entonces que quienes estuvieran vacunados con pauta completa podían dejar de cubrirse la nariz y la boca.

La presentación obtenida por el Washington Post se producía dos días después de que Rochelle Walensky, directora de los CDC, declarara que “los nuevos estudios científicos dejan claro que la variante delta es mucho más infecciosa”. “¿No está usted vacunado?”, preguntaba Walensky, “vacúnese de inmediato”. “En las áreas de alto riesgo de transmisión, incluso la gente con la pauta completa de vacunación debe llevar mascarilla en zonas interiores para prevenir la difusión y proteger a los demás”, insistió.

Hasta el pasado jueves, en Estados Unidos hubo una media de 71.000 nuevos casos por día, lo que hace creer a las autoridades sanitarias que los vacunados están pasando el virus y contribuyendo a la existencia de esas altas cifras, aunque también apuntan que su capacidad de transmisión es menor que la de quienes han optado por no inmunizarse. Las nuevas revelaciones dejan corta la recomendación del martes pasado y, según el documento interno, “dada la alta transmisibilidad y la cobertura actual de la vacuna, se hace esencial que las mascarillas se impongan de manera universal”. La cantidad de virus en una persona infectada con delta es mil veces más de la que se observa en personas contagiadas con la versión original del virus, según un estudio reciente. Las enfermedades derivadas de su contagio son también mucho más graves.

Pese a ello, según Walensky, más del 97% de los hospitalizados por covid-19 no están vacunados. Además, el 99,5% de las muertes se produjeron entre personas que no habían sido inmunizadas, indicó Vivek Murthy, la más alta autoridad médica del Gobierno estadounidense.

La variante delta se está propagando aproximadamente un 55% más rápido que la cepa alfa, que se identificó por primera vez en el Reino Unido a finales del año pasado, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). “Deberíamos pensar en la variante delta como la versión covid-19 de 2020, pero con esteroides”, declaró a CNN Andy Slavitt, exasesor del equipo de respuesta frente a la covid del presidente Joe Biden.

Esta variedad del coronavirus se identificó primero en la India a finales del año pasado y se ha detectado ya en más de 90 países. En España representa ya casi el 70% de los nuevos casos. Con esta mutación del virus y la necesidad de volver al uso de las mascarillas ha renacido la polémica en EE UU sobre el papel que debe tener la Administración respecto a las libertades individuales.

Noticias destacadas