República Digital - Indotel Anuncio

23 de abril del 2021

Deportes

Las leyes son para cumplirlas

Cuando una ley o un conjunto de ellas no se ajusta a las necesidades de una sociedad cualquiera, lo correcto y deseable, es que se “eliminen” o se efectúen las modificaciones para que cumplan el cometido de ayudar a mejorar sustancialmente a todo lo que están compelidos a darle fiel cumplimiento. También para observar que […]




Cuando una ley o un conjunto de ellas no se ajusta a las necesidades de una sociedad cualquiera, lo correcto y deseable, es que se “eliminen” o se efectúen las modificaciones para que cumplan el cometido de ayudar a mejorar sustancialmente a todo lo que están compelidos a darle fiel cumplimiento. También para observar que su cometido ampare y proteja a quienes sientan que son violados sus derechos fundamentales. En República Dominicana existe una infinidad, en términos más llanos, una verdadera caterva de leyes que constituyen una verdadera retranca para la sociedad en general. Legislaciones que están obsoletas, pero también un sinfín a las que jamás se les ha dado cumplimiento por diversas razones, entre ellas, el desconocimiento de su existencia por parte de quienes tienen el deber de hacerlas cumplir. Que es una ley: “Es una norma jurídica dictada por el legislador en que se manda o prohíbe algo en consonancia con la con la justicia, por lo que su incumplimiento conlleva sanciones”. Para el sector deportes, aquí se han aprobado leyes que nunca, jamás se han aplicado por desconocimiento o quizá por falta de interés. Me gustaría saber, cuando aquí se ha cometido a algún propietario de Compra y Venta por violar la Ley 64-87 que prohibe terminantemente el empeño de útiles deportivos. Cuantos han sido sometidos a la justicia por apropiarse de terrenos donde existen complejos deportivos, algunos construidos por cientos de millones de pesos, y que son soporte básico para el desarrollo físico y mental de miles de jóvenes en todo el territorio nacional Ya es hora de que aquí las leyes dejen de ser aplicables solo cuando conviene a individuos o a grupos con mucho poder político o económico. Por :Hugo López Morrobel -

Noticias destacadas