República Digital - Indotel Anuncio

14 de mayo del 2021

Salud

Las nueve claves del éxito arrollador de Israel en la vacunación

Mientras el mundo sucumbe ante el desafío de la vacunación, este país de 9 millones de habitantes ya inmunizó a la tercera parte de su población. Terminó con las personas mayores y comenzó ya con los adultos de 40 años. ¿Cómo lo logró?   © istock / getty images Por su tamaño y capacidad de ejecución, […]




Mientras el mundo sucumbe ante el desafío de la vacunación, este país de 9 millones de habitantes ya inmunizó a la tercera parte de su población. Terminó con las personas mayores y comenzó ya con los adultos de 40 años. ¿Cómo lo logró?

 

© istock / getty images Por su tamaño y capacidad de ejecución, Israel es un país piloto para algunas farmacéuticas. Con Pfizer, por ejemplo, se comprometió a entregar los datos necesarios para revisar la efectividad de su vacuna.

En todo el planeta la carrera por la vacunación hace agua. Las ambiciosas metas con las que comenzaron muchas de las grandes potencias se han ido desvaneciendo. Estados Unidos, por ejemplo, se comprometió a vacunar a 20 millones el primer mes y apenas logró 2 millones. Israel, por el contrario, ya está al otro lado. Le puso la vacuna a más del 30 por ciento de su población. El segundo país en este esfuerzo es Arabia Saudita, que, con todos sus millones, va en 19 por ciento. Después está Baréin con 8 por ciento, el Reino Unido con 7 por ciento, Estados Unidos con 4 por ciento, Italia con 2 por ciento y Alemania con 1 por ciento. Francia es considerada un enorme fracaso y no ha llegado ni al 1 por ciento. El milagro israelita tiene asombrado al mundo, que busca entender la razón de su éxito. Así lo está haciendo.

Compraron de primeras

Israel cerró antes que muchos los acuerdos para adquirir la vacuna. Según el doctor Asher Yeshaihu Salmon, jefe del Departamento de relaciones internacionales en el Ministerio de Salud de Israel, “en abril ya estábamos en contacto con AstraZeneca, y al final de la primavera ya había discusiones con Moderna. En noviembre se finalizaron los acuerdos con Pfizer”. Esta última farmacéutica les aseguró las primeras 10 millones de dosis. De acuerdo con el centro de pensamiento Brookings, el tamaño y la capacidad de este país para ejecutar la vacunación fueron claves. “Netanyahu lo sabía, y las farmacéuticas también”, que Israel sería el “país piloto” perfecto para Pfizer, asegura en una de sus publicaciones. El ministro de Salud, Yuli Edelstein, confirmó que la nación entró rápidamente a negociaciones con las farmacéuticas debido a su alta capacidad de entregar las dosis efectivamente. Para Edelstein, “los convencimos de que si nos daban la vacuna primero, sabríamos exactamente cómo administrarla en el menor tiempo posible, y eso fue lo que pasó”.

Vacuna Israel

© Proporcionado por Semana Vacuna Israel

Vacunas vs. información

El diario Politico explicó que en el acuerdo que Israel firmó con Pfizer se incluyó el intercambio de datos. Bajo este, el país le proporcionará a la farmacéutica y a la Organización Mundial de la Salud información sobre edad, género, historia médica, eventuales efectos secundarios y la eficacia. Esto tendrá el propósito de aumentar el conocimiento de la nueva vacuna y además mejorar su mercadeo global. Según el doctor Salmon, “la información que se está compartiendo incluye casos adversos y de ineficacia, lo cual le permite a Pfizer recolectar datos que aplica a escenarios y personas reales”. Esto se debe al uso de un sistema electrónico nacional, el cual documenta a todos los pacientes que han recibido la vacuna y monitorea continuamente sus efectos secundarios.

La logística ya estaba lista

Cuando aprobó la vacuna de Pfizer a mediados de diciembre, Israel ya estaba listo para empezar a ponérsela a sus ciudadanos. Aparte de conseguir una licencia de emergencia por medio de información del FDA y otras fuentes, se desarrolló un programa llamado “esquema nacional de adquisiciones”. De acuerdo con el doctor Salmon, este involucra múltiples ministerios y agencias, tales como la oficina del primer ministro, la Policía y los ministerios del Interior, Defensa, Salud, entre otros. “Todo está coordinado a través del centro de comando de covid-19 del Ministerio de Salud para asegurar la recepción eficiente y rápida de vacunas. También nos aseguramos de empezar temprano negociaciones con proveedores de jeringas y demás elementos para garantizar su llegada oportuna”.

Vacunación contra la covid en Israel. Foto de Gili Yaari/NurPhoto via Getty Images)

© NurPhoto Vacunación contra la covid en Israel. Foto de Gili Yaari/NurPhoto via Getty Images)

Estadios para vacunar

Israel capacitó personal médico en tiempo récord y, paralelamente, levantó centros de vacunación para poder adelantar su plan masivamente. Estadios y centros comerciales son utilizados hoy para aumentar la capacidad de vacunación. El principal obstáculo que tiene la vacuna de Pfizer –la necesidad de estar en ultracongeladores que garanticen temperaturas de -70 grados– también se solucionó. Todo el almacenamiento se hace en el centro de logística de la mayor empresa farmacéutica, Teva, localizada en el medio del país.

Un sistema de salud ejemplar

La alta eficacia del programa de vacunación israelí se debe en gran parte a su sistema de salud pública. Este está conectado a una red digital en el que se registra el historial médico de cada ciudadano desde su nacimiento, incluyendo hospitalizaciones, medicamentos prescritos y vacunaciones. Tienen una cadena de mando centralizada, en un sistema llamado HMO. “Les dimos mucha responsabilidad”, explicó el doctor Salmon. Cada HMO es responsable de comunicarse con sus miembros por medio de llamadas y mensajes de texto. Así, buscan que nadie se les quede por fuera.

El objetivo de Indonesia es vacunar primero a la población de 18 a 59 años.

© Proporcionado por Semana El objetivo de Indonesia es vacunar primero a la población de 18 a 59 años.

Todos se quieren vacunar

Contrario a lo que pasa en otros países, en donde crece el escepticismo de muchos frente a la vacuna, en Israel se forman largas filas para poner tener una dosis. Hay razones para este éxito. En muchas naciones se comenzó a vacunar solo a los mayores de 70 años, pero allí esta semana ya empezaron con los de 40. “Decidimos hacer esto para que la gente entendiera que lo correcto es vacunarse”, explica el doctor Salmon. “Durante todo el proceso de vacunación, hemos aprendido a planear, pero también a dejar espacio para la flexibilidad. Entonces, si descubrimos que al final del día hay sobrantes, permitimos que jóvenes que esperan las reciban. No queremos desperdiciar”.

Campañas publicitarias

Las comunidades ultraortodoxas, jasídicas y árabes, que tienen poca confianza en el Gobierno, han sido las más reticentes. Para contrarrestar este efecto, se llevaron a cabo campañas publicitarias, y cada una tuvo una estrategia de comunicación distinta. “Realizamos campañas para la población LGBTQ, para la comunidad ortodoxa, para la población árabe”, explicó el doctor Salmon. “Queríamos que tuvieran una combinación de honestidad y transparencia”. Los eventos no pretendían mostrar que todo es perfecto, sino tener claras la eficacia y las ventajas de estar vacunado.

Sistema nacional electrónico

El sistema digital, que incluye un servicio de mensajes de texto, una aplicación móvil y trabajadores multilingües que ayudan a pacientes a reservar fácilmente una cita para vacunarse, ha sido también clave. “Mientras el NHS (el servicio médico del Reino Unido) envía correo, Israel usa un sistema moderno de mensajería digital para ejecutar su programa de vacunación’’, se lamentaba el diario The Telegraph al elogiar la estrategia de este país. Los pacientes pueden allí programar fácilmente sus citas y recibir recordatorios en mensajes de texto o llamadas. Este sistema digital también ha sido fundamental para mantener el inventario y evitar la caducidad de las vacunas. Se abrieron dos líneas telefónicas: una para el personal a cargo de la estrategia de vacunación (para resolver dudas) y otra para los pacientes.

Ninguna dosis desperdiciada

Las vacunas Pfizer y Moderna son muy sensibles a las vibraciones y los golpes, lo cual es un problema, explicó el doctor Salmon. “Por lo tanto, desarrollamos un método de ‘caja de pizza’ que utiliza envíos pequeños para distribuir vacunas con el fin de limitar y disminuir la vibración”. De acuerdo con el médico, las cajas de vacunas no se pueden enviar de un destino a otro, por lo que se deben usar cajas de distribución pequeñas para áreas más remotas, disminuyendo significativamente el riesgo de pérdida de dosis. Además, se desarrolló un método de distribución para asegurar que se utilizaran todas las dosis de la vacuna. “Tratamos de averiguar cuántas vacunas quedaban al final de cada día”, reveló el doctor Salmon. Y para disminuir el desperdicio, los trabajadores de unidades de emergencia como conductores de ambulancias y policías también se incluyeron en la fase uno, y las vacunas sobrantes se llevaron a las estaciones al final del día. Con este sistema, casi 90 por ciento de la brigada policial se vacunó y a la vez, ninguna vacuna se perdió.

Noticias destacadas