República Digital - Indotel Anuncio

11 de mayo del 2021

Opinión

Leonel debe ponerles un bozal

Oscar Medina. Lo más conveniente para el Partido de la Liberación Dominicana sería que en las próximas elecciones su candidatura presidencial reflejara la transición hacia un relevo generacional. Un pase de antorcha y el inicio de la renovación de un liderazgo que ha sido exitoso, pero que ya luce desgastado. Que convirtió el PLD en […]




Oscar Medina.

Lo más conveniente para el Partido de la Liberación Dominicana sería que en las próximas elecciones su candidatura presidencial reflejara la transición hacia un relevo generacional.

Un pase de antorcha y el inicio de la renovación de un liderazgo que ha sido exitoso, pero que ya luce desgastado. Que convirtió el PLD en una arrolladora maquinaria electoral y que desde la gestión del Estado ha transformado la República Dominicana, pero que tras cinco períodos de gobierno parece tener poco más que ofrecer a una sociedad, que gracias al aumento en los niveles de desarrollo humano, se empodera en nuevas formas y aumenta y cambia sus exigencias.

Pero eso no va a pasar. El PLD se encuentra atrapado entre las opciones continuistas que ofrecen sus dos principales liderazgos —cuyas dimensiones impiden el crecimiento de opciones alternativas—, y parece difícil que puedan presentar al electorado una opción diferente a Danilo Medina optando por tercer período consecutivo o Leonel Fernández para agotar un cuarto gobierno.

Esas circunstancias colocan a Fernández a las puertas de la candidatura presidencial. Internamente sólo le gana Danilo Medina, y aunque en política no se puede descartar nada, el hecho fáctico es que el Presidente se encuentra impedido por la Constitución para presentarse a un nueva reelección y para habilitarlo habría que reformarla, para lo cual no hay votos en el Congreso ni licencia social.

De ahí que lo lógico sería que Leonel y su gente estuvieran enfocados en garantizar la unidad del PLD, evitando laceraciones y heridas de difícil sanación. Y deberían hacerlo partiendo incluso de realidades elementales que muestra la historia reciente. Ya que así como en las elecciones del año 2012 Danilo Medina no hubiera ganado si Leonel Fernández no asume esa candidatura y trabaja como el que más. Si Fernández resulta ser el candidato del PLD en los comicios del próximo año, sólo tiene posibilidades de ganar si Danilo Medina, su círculo cercano, funcionarios, congresistas afi nes y todos sus colaboradores y seguidores abrazan esa candidatura y se lanzan a trabajar sin descanso para que el PLD retenga el poder.

Sin embargo, hay gente del entorno de Leonel que se empeñan en difi cultar el eventual reencuentro de la familia peledeísta, y de forma incomprensible no desaprovechan oportunidad para atacar descarnadamente al Gobierno, al Presidente y a sus principales colaboradores.

Y no con críticas políticas, sino que incurren en bajezas y ataques personales… Cualquier congresista o funcionario que se refi era al posicionamiento del Presidente o lo pondere como activo electoral, recibe andanadas de insultos de parte de una serie de “cabezas calientes” del leonelismo, que utilizan las redes sociales para lanzar virulentos insultos y toda suerte de descalifi caciones.

La víctima más reciente fue José Ramón Peralta, que tuvo el “atrevimiento” de decir que Danilo Medina era el único que garantizaba la victoria del PLD en primera vuelta. Una verdad de a puño, que bastó para que se lanzaran en su contra toda suerte de descalifi caciones y que se activaran “denuncias” sobre los gastos en el Ministerio Administrativo de la Presidencia… En ningún momento Peralta insinuó que Danilo debía buscar una reelección, no descalifi có ni insultó a nadie, simplemente ofreció una respuesta política a “encuestas” que se divulgaron en la semana en las que se pretendió reducir las simpatías del presidente Medina y las fuerzas de su corriente dentro del PLD.

Lo hizo además con una declaración del tipo que abundaba en el año 2011, pero entonces pidiendo que Leonel buscara un tercer período. Y en aquel proceso nadie del danilismo irrespetó al Presidente, mientras ahora se llega al extremo de que un miembro del Comité Político tuerce lo que dijo Peralta y desafía al presidente Medina.

Una locura… Porque se entiende que si Danilo decide explorar un camino hacia la repostulación, entonces se declare la guerra total, se trace cualquier raya y se quemen todas las naves… Pero eso no ha pasado… Y como enseña el libro de Eclesiastés, todo tiene su tiempo… Por otro lado, hay dirigentes que sostienen un discurso sensato e inteligente.

gente ponderada y de mucha cercanía a Leonel como Radhamés Jiménez y Bautista Rojas, que son conciliadores y respetuosos en sus declaraciones públicas. Y lo mismo se puede decir del propio Fernández, que nunca ha irrespetado a Danilo, y que por el contrario, con frecuencia resalta algunas de sus realizaciones… Una dicotomía discursiva que deja en evidencia una de dos… O están utilizando la técnica intimidatoria del “policía bueno y el policía malo”, o hay desorden en la estructura de comunicación de ese proyecto político que resulta muy perjudicial para sus intereses… Porque Leonel no necesita las estridencias ni los ladridos de “chihuahuas tuiteros”… Esa gente le hacen más daño que bien… Si quiere ser Presidente, que les ponga un bozal… cuanto antes mejor.

Noticias destacadas