República Digital - Indotel Anuncio

13 de abril del 2021

Opinión

Leonel siempre está en el globo

Alfredo Freites. La práctica política nacional ha sido de por lo menos cuatro años de campaña de los aspirantes. Si antes no hubo actividades en tal sentido fue por el marullo de Odebrecht, pero ya no hay tapujos y la carrera de las candidaturas comenzó antes de Danilo Medina cumplir el primer año de su […]




Alfredo Freites.
La práctica política nacional ha sido de por lo menos cuatro años de campaña de los aspirantes. Si antes no hubo actividades en tal sentido fue por el marullo de Odebrecht, pero ya no hay tapujos y la carrera de las candidaturas comenzó antes de Danilo Medina cumplir el primer año de su segunda gestión. En el PLD los aprestos se hacen en plantillas de medias y se mencionan los aspirantes a media voz. Aunque se habla de la necesidad de un cambio generacional o de relevo, únicamente como figura se menciona a Leonel Fernández, quien es de la vieja guardia y líder del bando opuesto a Danilo. Los danilistas con aspiraciones no se lanzan a la franca. Aún se acuna la posibilidad de cuatro años más del actual presidente y aguardan a que el tiempo desvele las intenciones del líder. Mantienen un fingido desinterés, porque para la reelección habría que modificar nuevamente la Constitución y ahora hay menos condiciones subjetivas que en el cuatrienio pasado. Se aconseja paciencia. Algunos factores negativos alborotan el plácido entorno del danilismo, pero en política el tiempo lima las asperezas. En la cancha del PLD Danilo y Leonel han disputado los lances y manejan el partido como socios que son. Y en realidad nadie sabe los acuerdos a que han llegado en cada tramo punto. Ninguno ha intentado liquidar los partidarios del contrario. Se han respetado las zonas de influencia. Es ejerciendo el poder que se han visto quienes eran los hombres de cada presidente. El pregón suelta la especie de las aspiraciones de Leonel y lo hacen luego que los de oposición saltaron al ruedo.  En la práctica el ex presidente Fernández nunca ha dejado de otear la dirección de los vientos y está presto a despegar su embarcación si hay condiciones favorables. La candidatura de Leonel también puede ser un espantajo en el sembradío peledeísta. Así desestimula aspiraciones emergentes y hace que los pichones se alejen.  Esta tirada es un PSP: por si pasa. Aunque no haya una determinación, sirve para mantener compactados lo suyos y alimenta ilusiones de poder. Las condiciones externas, tales como la reelección o anemia de popularidad del PLD, dirán si Leonel se lanza en serio.  Él no requiere de campaña. En tres meses monta un aparato que soportaría su candidatura. En las calles su nombre suena.  Siempre está en el globo.

Noticias destacadas