República Digital - Indotel Anuncio

17 de abril del 2021

Opinión

¿Llegaría Kim a ser aliado de Trump?

Juan Guiliani Cury No puede nada dudarse que una situación de alta política internacional como son los ensayos nucleares en la península de Corea de parte del régimen de Kim Jong-un, y la posibilidad de un acuerdo entre Estados Unidos y el régimen de Pyongyang, en el marco de un eventual y casi seguro encuentro […]




Juan Guiliani Cury
No puede nada dudarse que una situación de alta política internacional como son los ensayos nucleares en la península de Corea de parte del régimen de Kim Jong-un, y la posibilidad de un acuerdo entre Estados Unidos y el régimen de Pyongyang, en el marco de un eventual y casi seguro encuentro cara a cara entre Kim y el presidente Donald Trump, a finales del mes de mayo próximo, llegue primero a un histórico entendimiento de paz y convivencia, que resolver la diferencias comerciales de Washington con su vecino México, como el deseo del magnate neoyorquino de erigir un muro de 3,100 kilómetros en la frontera sur. Ya emisarios de Corea del Sur que han tenido directo contacto con el líder supremo norcoreano han viajado a Washington para confirmar la aceptación de Corea del Norte de concertar con la comunidad internacional un proceso de desnuclearización de la estratégica península del Este asiático. Estados Unidos y Corea del Norte han escenificado agrios choques verbales entre ambos mandatarios y donde Washington ha advertido al régimen norcoreano de lanzar si es necesario, un masivo ataque militar al también llamado Reino Ermitaño. La situación ha venido agravándose desde que el líder norcoreano viene llevando a cabo ensayos de misiles de alcances intercontinentales que ha preocupado no solo a Estados Unidos, sino a naciones como Japón, el territorio de la isla de Guam y al mismo vecino de Corea del Sur, estrechos aliados de Washington. Se sabe que el presidente surcoreano Moon Jae-in se volverá a reunir posiblemente a finales de este mes de abril con su par norcoreano Kim Jong-un, en un lugar de la zona desmilitarizada que divide ambos países desde que finalizó la guerra entre las dos coreas en 1953 con la firma de un armisticio entre las partes beligerantes. La península coreana tuvo largo tiempo bajo el dominio de Japón desde 1910 bajo el Tratado de Anexión Japón-Corea, que perduró hasta 1945, cuando Tokío decidió abandonar su eje colonial en esos territorios quedando la península a merced de Estados Unidos y la antigua Unión Soviética, situación que dividió en dos Corea, una al norte y otra al sur del paralelo 38. En 1948 entonces se fundó la hoy República Democrática Popular de Corea de Norte, bajo el liderato de Kim Il-sung, firme aliado del régimen comunista soviético de la época y quien en a su vez lanzó una ofensiva militar contra el régimen de Seúl, respaldado por Estados Unidos, originándose lo que se conoce como la Guerra de Corea (1950-1953). Estos dos territorios, Corea del Norte y Corea del Sur, a pesar de la firma del armisticio de cese al fuego, ambos pueblos políticamente se encuentran “técnicamente” en guerra. El clímax de la situación en la península de Corea se exasperó cuando el 4 de julio, de 2017, el régimen de Pyongyang lanzó con éxito su primer misil balístico intercontinental. ¿Llegaría a ser entonces Corea del Norte otro gran aliado de Estados Unidos como lo es ahora Vietnam, nos preguntamos? Las probabilidades no son descartables de que Trump y Kim fumen la pipa de la paz y consoliden la estabilidad y seguridad en la estratégica zona peninsular, es nuestra opinión.

Noticias destacadas