República Digital - Indotel Anuncio

22 de abril del 2021

Opinión

Lo que el pulpo destapó

Por: PETRA SAVIÑÓN.     Los atropellos en las detenciones de ciudadanos humildes, el maltrato que sufren durante los allanamientos que luego originan denuncias de sus familias sobre colocación de drogas y sustracción de pertenencias, son materia diaria que poco impactan porque estamos acostumbrados y cuando un problema es viejo, parece que deja de ser un inconveniente. […]




Los atropellos en las detenciones de ciudadanos humildes, el maltrato que sufren durante los allanamientos que luego originan denuncias de sus familias sobre colocación de drogas y sustracción de pertenencias, son materia diaria que poco impactan porque estamos acostumbrados y cuando un problema es viejo, parece que deja de ser un inconveniente. Ahora, con las reacciones causadas por el arresto del exministro de Salud Pública Freddy Hidalgo el tema adquiere otra connotación.  Culpable o no, decisión que corresponde a un  juez,  es evidente que el protocolo quedó engavetado en su caso. Por cierto, está ese expediente en manos de uno excelente. San José Alejandro Vargas, en vos confío. En este asunto de atropello a imputados,  las críticas al mal manejo con este exfuncionario pueden ser el impulso para que las autoridades entiendan que incluso las personas condenadas merecen respeto. Claro está, las desconsideraciones mayores las sufren los pobres de solemnidad, las personas de barrios míseros, esas a las que agentes de la Policía y miembros del Ministerio Público amedrentan en sus propias casas y de paso aterran y/o divierten a vecinos. Más que veladores del orden parecen turbas. El supuesto destape del caso de corrupción mediante la “operación pulpo” ha traído otras partecitas que a algunos periodistas les han parecido llamativas como que los detenidos en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva vistan el uniforme común a los reos. Maña fuera. Ha generado igual una cantidad asombrosa de memes, no todos con un buen sentido de la comunicación gráfica y algunos hacen daño a la figura que  pretenden elogiar. Por ejemplo, un robot armado que representa a la procuradora Miriam Germán, busca a una niña escondida y llorosa, el exprocurador Jean Alain Rodríguez. Esa imagen en nada favorece a la funcionaria. Muestra un abuso de una máquina hacia la pequeña y para significar que Rodríguez tiene miedo lo sitúan como una niña que llora. Es símbolo de opresión y de discriminación. ¡Cuidado!

Noticias destacadas