República Digital - Indotel Anuncio

23 de abril del 2021

Entretenimiento

Londres: Turista se lleva el reto de su vida por hacerse el gracioso frente al palacio de St. James(ver video)

El hombre, al parecer de nacionalidad francesa, hizo enojar a uno de los guardias que custodian la entrada del edificio, considerado la residencia oficial del monarca británico. Aunque la escena quedó grabada para la posteridad, lo más probable es que a su protagonista le cueste trabajo olvidarla. Y es que llevarse el reto de uno […]




El hombre, al parecer de nacionalidad francesa, hizo enojar a uno de los guardias que custodian la entrada del edificio, considerado la residencia oficial del monarca británico. Aunque la escena quedó grabada para la posteridad, lo más probable es que a su protagonista le cueste trabajo olvidarla. Y es que llevarse el reto de uno de los guardias que custodian la entrada del palacio de St. James, no es algo que suela pasar y, por mismo, se convierte en algo digno de recordar. La historia es así. Un hombre que al parecer recorría Londres como turista, llegó hasta el palacio de St. James, el más antiguo de Gran Bretaña y considerado la residencia oficial del monarca -aunque desde hace muchísimos años ninguno ha vivido ahí-, para inmortalizarse frente a él. El sujeto se paró frente a la entrada del palacio, entre los serios guardias que cuidan su ingreso, y después de balbucear algo que no se alcanza a entender, comienza a balancearse de un pie al otro y a mover sus manos al ritmo de una música inexistente. El hombre alcanza a realizar su "baile" por escasos 17 segundos, cuando sorpresivamente uno de los guardias golpea fuertemente el piso con uno de sus pies y se gira hacia él para gritarle: "Escuche, váyase de aquí. Ayer usted vino y lo hizo también. Haga el favor de apagar la cámara". Visiblemente avergonzado, el hombre deja de bailar y ser acerca al aparato para apagarlo, mientras atrás se continúan escuchando algunos gritos del guardia. Si bien el video fue publicado en YouTube en enero pasado, su difusión en algunos medios británicos lo ha hecho ganar popularidad en las últimas horas, generando diversas opiniones. "¿Por qué hay imbéciles que piensan que es aceptable actuar así en este país? ¡Si lo hiciera en cualquier otro país sería arrestado! Estos guardias son soldados en servicio y no están ahí para la diversión de cretinos", comentó Barbara Lowe. "Suficiente es suficiente, supongo. ¡Buen trabajo Guardia Escocesa!", escribió por su parte Bruce MacAllan. Aunque se desconoce la identidad y nacionalidad del turista "afectado", se especula que sería francés, ya que al acercarse a la cámara se les escucha decir "arrete", que significa detente.

Noticias destacadas