República Digital - Indotel Anuncio

11 de mayo del 2021

Salud

Los 5 secretos de los Tsimané, la tribu boliviana con los corazones más fuertes del mundo

En Bolivia, en el interior de la Amazonia, hay una tribu cuyos corazones parecen no seguir la línea del envejecimiento normal del resto de los humanos. El pueblo originario de los Tsimané, conocidos por su inigualable arraigo hacia su cultura e idioma milenarios, poseen una salud cardiovascular envidiable. La mejor del mundo. El equipo del […]




En Bolivia, en el interior de la Amazonia, hay una tribu cuyos corazones parecen no seguir la línea del envejecimiento normal del resto de los humanos. El pueblo originario de los Tsimané, conocidos por su inigualable arraigo hacia su cultura e idioma milenarios, poseen una salud cardiovascular envidiable. La mejor del mundo.

El equipo del Instituto para el Cuidado Vascular y Cardíaco del Centro Médico de Long Beach, liderado por Gregory Thomas, llegó a Bolivia para evaluar la salud de los indígenas. De acuerdo a los resultados publicados en la revista The Lancet, «el corazón de un tsimané de 80 años tiene la ‘edad vascular’ al menos una década menor de lo normal y hasta 30 años más joven que algunos hombres occidentales».

Por tanto, el pueblo originario boliviano logró desplazar a las mujeres japonesas que, hasta el momento, emergían como el colectivo con los corazones más sanos del mundo. «Los tsimané tienen los menores niveles de enfermedad coronaria jamás registrada», insiste el artículo.

¿Cómo lo lograron?

Los investigadores no encontraron una clave mágica que justificara su bienestar. De hecho, un cuarto de los tsimané entró en la categoría de sobrepeso, más allá de que ninguno era obeso. Sin embargo, el 85% de los adultos no tenían ningún riesgo de sufrir cardiopatías. El equipo, entonces, enumeró algunas claves relativas a su singular estilo de vida sano:

Actividad física: caminar, caminar y seguir caminando. Los tsimané solo permanecen inactivos el 10% del tiempo desde que se despiertan entre caza, pesca y agricultura. Los hombres están en movimiento intenso entre 6 y 7 horas diarias. Las mujeres, por su parte, entre 4 y 6.

Casi nada de grasas: tan solo un 14% de su dieta consiste en grasa. Esas grasas en ningún caso son trans.

Mucho hidratos de carbono: son la base de su dieta. Conforman el 72% de sus rutinas alimenticias. Entre ellos, aparecen arroz, banana, maíz, mandioca, fruta y nueces.

Ningún alimento procesado: casi todo lo que comen parte de sus actividades diaria. Los animales que cazan o pescan y los vegetales y frutas que cultivan. No hay procesos intermedios entre la recolección y la ingesta.

No fuman: el cigarrillo es infrecuente -casi inexistente- entre los tsimané.

Noticias destacadas