Arriba en la serie, 3-0, los Warriors buscan finalizar los playoffs con marca invicta de 16-0 cuando enfrenten esta noche a los Cavaliers en el cuarto partido de la final de la NBA
Si los Warriors ganan el campeonato de la NBA, no será de manera invicta. Kyrie Irving sumó 40 y  los Cavaliers de Cleveland evitaron ser barridos con un récord de 24 triples para así derrotar 137-116 a Golden State en el cuarto juego de la final de la liga. La ventaja de los Warriors fue cortada a 3-1 después de perder su primer partido desde el pasado 10 de abril. Sumaban 15 partidos ganados en fila en la postemporada.
Ningún equipo se ha recuperado de un déficit de 3-0. La serie regresa al Golden State el lunes para el quinto juego. LeBron James superó a Michael Jordan y a Magic Johnson en varias estadísticas con su actuación. Se convirtió en el tercer mejor anotador en la historia de la final, superando a Jordan, y registró su noveno triple-doble ( 31 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias) para rebasar a Johnson.
Contra la pared , Cleveland evitó a toda costa que los Warriors celebraran en la Quicken Loans Arena  tras desatar una furiosa ofensiva que llevó a  James y compañía a anotar 86 unidades en los primeros 24 minutos de acción, algo nunca antes visto en la liga en junio. También tuvieron 49 en el primer parcial, otra marca histórica en la final, donde fueron a la línea de tiros libres 22 veces, fallando ocho intentos. Deron Williams anotó el triple número 19 de los Cavaliers en el tercer parcial para sobrepasar la marca de más triples en un juego en la historia de la final, apenas logrado en el segundo desafío de la serie cuando los Warriors terminaron con 18. En el mismo cuarto, James y Durant discutieron, una segunda falta técnica a Draymond Green fue cambiada al dirigente Steve Kerr, y Zaza Pachulia le pegó un golpe bajo a Iman Shumpart durante una pelea en el tabloncillo por el balón.