República Digital - Indotel Anuncio

21 de abril del 2021

Política

Los partidos, obligados a construir un nuevo relato

Por César Pérez. Los resultados de las recién finalizadas elecciones municipales, congresuales y presidenciales nos dicen que estamos ante una etapa de nuestros sistemas político y de partidos bastante complejo. Ello así, porque el discreto desempeño de la generalidad de los llamados partidos pequeños, conduce a la existencia de un bipartidismo en extremo imperfecto. Emerge […]




Por César Pérez. Los resultados de las recién finalizadas elecciones municipales, congresuales y presidenciales nos dicen que estamos ante una etapa de nuestros sistemas político y de partidos bastante complejo. Ello así, porque el discreto desempeño de la generalidad de los llamados partidos pequeños, conduce a la existencia de un bipartidismo en extremo imperfecto. Emerge una nueva mayoría alrededor del PRM, en un proceso de su construcción que tendrá que culminarlo desde el poder, al cual sus principales cuadros tendrán que dedicar su principal esfuerzo en dirigir el Gobierno.
Por otro lado, está un PLD, sumido en una profunda crisis. En este contexto, con sus particulares circunstancias, esos dos partidos están obligados a construir un nuevo relato o cuerpo de ideas. El PLD sale del poder tan maltrecho, con un futuro tan incierto que no pocos auguran su inevitable desaparición. Por otro lado, el PRM ha demostrado que llegó para quedarse y no es, como erróneamente y/o malévolamente algunos decían: el PRD con otro nombre. El PLD nació con un pecado original, tuvo como objetivo central,diferenciarse política, sociológica e ideológicamente del entonces PRD, condenándolo, y en esa condena, coincidía discursivamente con las actitudes que en torno a ese partido tenían los sectores más conservadores del país,reagrupados en torno a Balaguer. Esa coincidencia hizo posible el llamado Frente Patriótico para bloquear a Peña Gómez, máxima expresión del significado del entonces PRD. El PLD y Bosch se pensaban progresistas y hasta de izquierda, lo cual concitó la simpatía de sectores de ese litoral, que recelaban de la naturaleza del PRD. Desde el poder, el PLD se convirtió en la negación de sus anteriores prédicas y sus gobiernos, fueron esencialmenteuna desgracia nacional. Por tales razones, en el futuro, no encontrará de nuevo las coincidencias/casualidad que lo catapultaron al poder. El sistema de corrupción e impunidad y la forma trágica en que ha terminado su último gobierno, lo inhabilitará para captar nuevamente ese significativo número de profesionales y políticos de cierto vuelo, que contribuyeron a la construcción de su dilatado proyecto de poder. Hoy, sus principales líderes no tienen credibilidad para construir en breve plazo un nuevo relato para recomponerse y ser opción de poder. De su lado, el PRM vive un momento exultante, lo ha ganado todo y se ha fortalecido, integrando un significativo número de profesionales y políticos, algunos de ellos que por momentos gravitaban en torno al PLD. El PRM se construyó la esencia de su relato, combatiendo un gobierno corrupto y avasallante y al mismo tiempo tratando de escapar de la vieja cultura política del PRD, además de tejer una sólida relación con sectores medios y altos. Sin embargo, en las condiciones en que el PRM asciende al poder, necesita de la participación activa de la población, para ello debe tener una fluida relación con diversos sectores sociales, sobre todo con los sectores populares, basado en un relato político que incluya esos sectores e incluyéndolos en diversas áreas del Gobierno. El PRM se dice social demócrata, pero la significativa presencia en su seno de sectores político/ideológicos conservadores,fortalecida con el ascenso al poder, y un eventual mal manejo del distanciamiento del partido de la cultura perredista, podrían dificultar la construcción de un relato o cuerpo de ideas que, desde la perspectiva de esa corriente política, lo vincule con los sectores populares.Ese es uno de sus grandes retos

Noticias destacadas