República Digital - Indotel Anuncio

21 de abril del 2021

Opinión

Los reclamos del doctor Matos

Cuando terminé los trámites de mi pensión, la administradora de riesgos de salud (ARS) del Colegio Médico Dominicano (CMD) me dio la grata noticia de que tenía una extensión de mi cobertura por dos meses adicionales como “gracia” para no quedar sin seguro médico mientras el Ministerio de Hacienda comenzara a pagarme como pensionado. En […]




Cuando terminé los trámites de mi pensión, la administradora de riesgos de salud (ARS) del Colegio Médico Dominicano (CMD) me dio la grata noticia de que tenía una extensión de mi cobertura por dos meses adicionales como “gracia” para no quedar sin seguro médico mientras el Ministerio de Hacienda comenzara a pagarme como pensionado. En el decreto presidencial que cumplía el acuerdo CMD-Gobierno se estableció un 6% de descuento para el seguro médico que, inexplicablemente, representaba el doble o más de lo que pagaba sin ser pensionado. En otras palabras, el CMD aceptó (¿?) una solapada reducción en el monto del último salario menospreciando la ley y acuerdos previos. Rebelándome ante la estafa encubierta y que favorecía a la ARS del CMD pero no a los afiliados, decidí buscar otra ARS y representantes de otras compañías me comunicaron que yo no podía ser nuevo afiliado porque tenía más de 60 años. El seguro estatal (SENASA) cobraba el mismo 6% del decreto. El doctor Rafael Antonio Matos, comentando mi artículo del 9 del presente mes en el HOY refiriéndome a la Ley 87-01 de seguridad social, me envió una nota que incluye los siguientes reclamos: “…nadie habla de cuándo diablos los pensionados del Estado tendremos Seguro médico…. Por qué no seguir con el seguro médico que teníamos…. y que nos sigan cobrando la cápita del monto de nuestra pensión. Estamos desamparados, pasando penurias con nuestras familias…..salvo los que pueden pagar en efectivo los costosos servicios privados”. Se le fue la mano a la ARS del CMD y a los dirigentes que pensaron primero en recaudar más que en beneficiar realmente a sus afiliados. Por: Eusebio Rivera Almódovar.

Noticias destacadas