20 de octubre del 2021

Política

Los talibanes le piden a EE. UU. no “desestabilizar» al nuevo Gobierno en su reunión en Doha

 Reuters El ministro de Exteriores afgano, Amir Khan Muttaqi, dijo que en las conversaciones con Estados Unidos en Doha se trataron temas como la entrada de ayudas humanitarias y el «respeto» de la soberanía del territorio afgano. Foto del 14 de septiembre de 2021. Por primera vez desde que los talibanes tomaron el poder, EE. UU. se […]




 Reuters El ministro de Exteriores afgano, Amir Khan Muttaqi, dijo que en las conversaciones con Estados Unidos en Doha se trataron temas como la entrada de ayudas humanitarias y el «respeto» de la soberanía del territorio afgano. Foto del 14 de septiembre de 2021.

Por primera vez desde que los talibanes tomaron el poder, EE. UU. se reunió con una delegación del nuevo Gobierno afgano en la capital de Qatar, Doha. Los enviados estadounidenses esperan poder coordinar la salida de todos sus ciudadanos del territorio afgano. Por su parte, los talibanes le pidieron a los estadounidenses que no traten de “desestabilizar” su gobierno y se negaron a una cooperación con Estados Unidos para contener el “avance” de los grupos extremistas. 

No habrá cooperación. Tan solo un día después de un ataque perpetrado por el Estado Islámico de Afganistán en Kunduz, en el que murieron al menos un centenar de personas, los representantes talibanes reunidos con una delegación de Estados Unidos en Doha, anunciaron que no buscarán un trabajo conjunto para parar el “avance” de los grupos extremistas.

En la primera conversación cara a cara con Estados Unidos desde que los talibanes tomaron el poder, el nuevo gobierno afgano fue enfático en que buscará acabar de manera “independiente” con las acciones perpetradas por el Estados Islámico en Afganistán, según le dio a conocer un portavoz talibán a AP.

Además, los talibanes exhortaron a Estados Unidos a no “debilitar” el nuevo gobierno. «Les dijimos claramente que tratar de desestabilizar al gobierno en Afganistán no es bueno para nadie», anunció el ministro de Exteriores del Gobierno talibán, Amir Khan Muttaqi.

Por otro lado, en las conversaciones, los talibanes mostraron su voluntad de tener “buenas relaciones» con Estados Unidos.

El ministro de Exteriores también afirmó que «en esta reunión hablamos de asistencia humanitaria e insistimos en que el acuerdo de Doha debe ser aplicado plenamente. La integridad y el espacio aéreo afganos deberían ser respetados, y no debería haber interferencias en los asuntos internos”. about:blankhttps://acdn.adnxs.com/dmp/async_usersync.html

El acuerdo de Doha fue firmado en 2020 por Estados Unidos y los talibanes, en donde se estipuló la retirada de las fuerzas militares estadounidenses que habían tenido presencia en el territorio afgano por cerca de dos décadas. 

La seguridad en el territorio afgano, un tema que preocupa a EE. UU. 

Por parte de Estados Unidos, un funcionario del Departamento de Estado le dijo a AP que en la reunión buscarían garantizar que Afganistán no se convirtiera en una “base” para los ataques de los grupos extremistas. 

Desde su salida del territorio afgano, a los estadounidenses les preocupa la seguridad del país asiático. Pues ven como una posibilidad que dicho territorio se convierta en una “amenaza” si se comienzan a orquestar ofensivas desde el interior de Afganistán. 

Preocupación que se ha profundizado con el ataque del pasado viernes. Atentado que se suma a muchos más perpetrados desde que el grupo emergió en Afganistán en 2014 en contra de los musulmanes chiítas del país.  

Los derechos humanos en el centro de las conversaciones en Doha

«Tenemos claro que cualquier legitimidad debe ganarse a través de las propias acciones de los talibanes», enfatizó el funcionario estadounidense a AP.

Estados Unidos también le pidió a los talibanes que respeten los derechos de las mujeres y las niñas. Al mismo tiempo en que les demandaron formar un gobierno más inclusivo. 

Mientras que los talibanes buscaron que Estados Unidos brinde ayuda humanitaria y a distribuir vacunas en el país que además de estar sumido en una importante crisis económica, también se ve enfrentado a un avance de los contagios de Covid-19. 

Además los representantes talibanes le solicitaron a los estadounidenses desbloquear los fondos internacionales, que permanecen congelados desde la caída del Gobierno de Ashraf Ghani, el antiguo presidente afgano. Las conversaciones seguirán el domingo. 

Con AFP, AP y EFE

Noticias destacadas