República Digital - Indotel Anuncio

20 de abril del 2021

Nacionales

Luis Henry Molina atribuye a ‘intereses’ ruido alrededor del Consejo y la SCJ

Manuel Corripio, José Monegro, Luis Henry Molina, presidente de la SCJ; José Luis Corripio y José Alfredo Corripio durante el almuerzo de ayer. SANTO DOMINGO.-“No podíamos pensar que no íbamos a tocar intereses con el cambio que estábamos haciendo”, declaró el presidente de la Suprema Corte Justicia. Esta es parte de la respuesta del magistrado […]




Manuel Corripio, José Monegro, Luis Henry Molina, presidente de la SCJ; José Luis Corripio y José Alfredo Corripio durante el almuerzo de ayer.
SANTO DOMINGO.-“No podíamos pensar que no íbamos a tocar intereses con el cambio que estábamos haciendo”, declaró el presidente de la Suprema Corte Justicia. Esta es parte de la respuesta del magistrado Luis Henry Molina ante una pregunta sobre el ambiente conflictivo que han generado alrededor del Consejo del Poder Judicial y de la Suprema Corte de Justicia los que confrontan su gestión.
Javier Cabreja, Manuel Alfredo y José Alfredo Corripio, María Gerinelda de los Reyes Garabito, Luis Henry Molina, José Luis Corripio Estrada, Yris B. Muñiz, Manuel Corripio, Fernando Fernández, José P. Monegro y José Luis Corripio al final del almuerzo.
“Hay personas que tienen intereses”, dijo, y agregó: “hay personas a las que les estamos tocando esos intereses, pero en la medida en que tengamos un Poder Judicial más transparente, en al medida en que tengamos un Poder Judicial que rinda cuentas, en la medida en que el Poder Judicial pueda ser fiscalizado por toda la sociedad, en esa medida los negocitos van a desaparecer”. En el Almuerzo de los Medios de Comunicación Corripio se le pidió un punto de vista sobre estos contradictores y de los beneficios que le aportan a su trabajo el hábito verificado de visitar los tribunales. “Tengo muy claro hacia dónde vamos, tengo muy claro que tengo que trabajar 16 horas al día, tengo muy claro que esto no lo puedo hacer solo, por eso, incentivo la formación de equipos de trabajo”, dijo el magistrado presidente de la Suprema Corte de Justicia. Molina estuvo acompañado de los magistrados María Gerinelda de los Reyes Garabito, jueza de la Segunda Sala de la Suprema; Fernando Fernández, miembro del Consejo del Poder Judicial; Yris B. Muñiz, juez de la Segunda Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, y Javier Cabreja, coordinador de Comunicaciones. Las visitas En relación con las visitas que suele realizar a los tribunales, dejó ver que en realidad no se aparece a ver lo que está pasando, sino que se trata de un asunto organizado. Refirió que ejerció como abogado durante 8 años, y antes había sido paralegal en una oficina de abogados y en estas funciones tomó contacto con diferentes aspectos de los tribunales y el ejercicio del derecho. Cuando lo designan al frente de la Escuela Nacional de la Magistratura, función en la que estuvo más de una década, “recorría dos veces al año todos los tribunales del país, ¿para qué? Para mostrarles a los jueces lo que era la oferta educativa de la escuela y luego para recoger sus impresiones sobre este programa educativo”. Al ser designado en la Suprema Corte de Justicia tomó la decisión de volver a visitar los tribunales y lo hizo hasta el momento en que se produjo el cierre por el coronavirus. “Con la pandemia es más complicado, porque lo que hacía era que tenía reuniones con los jueces para escucharlos”. Explicó que en esas visitas suele aplicar un método que aprendió cuando era militante de un movimiento en su primera juventud, consistente en “ver, juzgar y actuar”. “Esto me permite generar una conciencia crítica en términos reales de lo que hay que mejorar y cambiar, pero al mismo tiempo me permite con los coordinadores consensuar las expectativas de los planes operativas”. “Cada visita de estas está precedida de un análisis de lo que está pasando en el departamento judicial del que se trata. Cuando llegaba lo hacía con una ficha del departamento judicial en la que estaba contenido un resumen de la situación por la que atravesaba ese departamento judicial: cuántos jueces, cantidad de casos que tienen los jueces, qué tiempo se tarda en tomar las decisiones”. Fruto de esas visitas, “ya tenemos, en cada distrito judicial, a una persona encargada de darle seguimiento a los asuntos que les competen”, dijo el magistrado Molina. El área notarial Al magistrado presidente de la Suprema Corte de Justicia también se le pidió su parecer acerca del área notarial, que según abogados, arrastra vicios que hacen daño al trabajo de los notarios serios. Entre estos puede ser señalado el de conseguir por una suma módica un papel notarial en blanco con la firma y el sello de un notario público autorizado. El presidente de la Suprema Corte de Justicia dijo que trabajan lo concerniente al área notarial con el Colegio Dominicano de Notarios y manifestó su esperanza de que por allí también se sienta la transformación que está teniendo lugar en todo el sistema judicial dominicano. El Día.

Noticias destacadas