República Digital - Indotel Anuncio

05 de mayo del 2021

Opinión

Luis, PRM y la caja negra del poderadmitió

Alfredo Freites  Siempre hay que tener presente que el PRM sale del PRD sin que hubiera de por medio agua bendita, sino  unos silletazos. Son apa­sionados y, como muchos políticos, creen que el Es­tado es botín del ganador. Esta situación no es extra­ña a Luis Abinader, quien nació en medio de esa tira y hala. […]




Alfredo Freites
 Siempre hay que tener presente que el PRM sale del PRD sin que hubiera de por medio agua bendita, sino  unos silletazos. Son apa­sionados y, como muchos políticos, creen que el Es­tado es botín del ganador. Esta situación no es extra­ña a Luis Abinader, quien nació en medio de esa tira y hala. El nuevo presidente de la República asciende en una situación muy compli­cada con tres crisis simul­taneas y su partido puede ser una más. Un panora­ma nada halagador. Tiene la ventaja que las primeras las encontró y tiene abier­to el bolsillo del Estado con permiso de gastar sin mucho recato. En la últi­ma habrá sangre, sudor y lágrimas. Abinader tiene que re­partir obleas y exorcizar  su entorno porque el recla­mo de botellas, no trabajo, será la mayor demanda. También tiene que pedir a su entorno que, además de presión por el aborto, le aporten agua bendita pa­ra dar de beber a sus impa­cientes acólitos. Al asumir la presiden­cia no era ignorante de lo que involucra, pero hay secretos que solo se cono­cen al abrir la caja negra del poder. La dura cara o la cara dura de los fácti­cos, el real poder, hace un gesto rápido detrás de las cortinas rojas del Pala­cio Nacional y muestra su naturaleza. No hacen rui­do, pero aprietan sensibi­lidades. Un botón como evi­dencia la tiene en públi­co en la aparente unidad del PRM sobre el aborto. Estaban todos de acuer­do hasta llegar. Ahora hay un sopor de olvido. Hasta las narices de los elegidos llega el sutil aroma del in­cienso y hay desvarío. En cada comunidad las vo­ces calladas emitieron su­surros de futuro al oído de congresistas. Ya se han li­mado las tres causales y lo demás será brisa pasajera. Abinader navega en mar proceloso imposibilitado de complacer a todos. La caja negra del poder con­tiene cosas que solo él sa­be y no puede compartir ni divulgar. El poder es algo más que la presidencia de la República.

Noticias destacadas