Ante la negativa sostenida de Lima a que Maduro participe en la Cumbre, el venezolano dijo hoy que está evaluando una respuesta. "Lo que estamos dando es un combate por la dignidad, y en el combate por la dignidad estamos reflexionando, pensando qué vamos a hacer en relación con esa cumbre de las Américas, y cuando ya esté totalmente decidido así lo anunciaré", adelantó. El Gobierno peruano tomó la decisión contra Maduro "conforme a lo establecido en la Declaración de Quebec adoptada en la III Cumbre de las Américas en 2001", que establece que cualquier alteración al orden democrático en un país de la región, constituye la exclusión para participar en la Cumbre las Américas.