República Digital - Indotel Anuncio

17 de mayo del 2021

Opinión

Magia de Marcha Verde vs un PLD listo y servido

Raúl Pérez Peña (Bacho). Urge un conversatorio acerca del fenómeno Marcha Verde. Los asistentes saben que PLD, está listo y servido. El chiste de Leonel nace de su nostalgia del poder. Bastaría mostrarle las huellas registradas de su gobierno. La cúpula oficial no reflexiona de su rastro, víctima de sus excesos y congestiones. Hay que […]




Raúl Pérez Peña (Bacho).

Urge un conversatorio acerca del fenómeno Marcha Verde.

Los asistentes saben que PLD, está listo y servido.

El chiste de Leonel nace de su nostalgia del poder. Bastaría mostrarle las huellas registradas de su gobierno.

La cúpula oficial no reflexiona de su rastro, víctima de sus excesos y congestiones.

Hay que vivir las entrañas de Marcha Verde para entenderla. El dominical recorrido multitudinario explica la corrupción acumulada y la impunidad prolongada. Los gobernantes piensan que van “en coche” y por eso hacen creer que ni se inmutan.

El domingo, a la muchedumbre no le hacía falta ponerle asunto a los oradores, porque arriba y abajo era común la conciencia anticorrupción y contra la impunidad.

Lo trascendente fue la decisión acentuada de incrementar la presión contra ambos males letales.

Horas antes de la marcha, en Pancarta se difundían los siguientes párrafos:

“Se respira que Marcha Verde reverdece y que el actual ambiente alienta el desahogo y la indignación al registrarse un notable incremento en los escándalos y la desfachatez del oficialismo morado en sus burlas ya cotidianas”.

“No hace falta medir la irritación ciudadana. Basta compararla con el ambiente imperante el 22 de enero de año pasado, que provocó la primera movilización multitudinaria hacia el parque Independencia”.

“Desde entonces a la fecha, crece la convicción colectiva ante la degradación moral de un régimen que sigue al galope su depravada y temeraria carrera”.

Dicho galope y la aventurera carrera del oficialismo se incrementan, pero hay conjeturas de que no pisarán los frenos. Y pueden pisar el acelerador.

Mientras tanto, vale reiterar a quienes intenten pescar en el caudaloso curso de Marcha Verde, que la proa del movimiento no es confidencial. Es contra la partidocracia corrupta y corruptora; asimismo, contra el “más de lo mismo”. Esa muchedumbre movilizada le cantó verdades a granel a los morados de distintos tintes. Lo repetirá cuantas veces sea necesario.  El PLD sabrá lo que hace. Ya basta.

Noticias destacadas