República Digital - Indotel Anuncio

13 de abril del 2021

Mundiales

Malasia confirma la muerte del hermano de Kim Jong-un

Sucedió tal y como en las novelas más clásicas de espías. Un hombre de mediana edad, entrado en carnes, curioseaba por las tiendas del aeropuerto de Kuala Lumpur mientras esperaba la salida de su vuelo. Se le acercaron dos mujeres, que le clavaron unas jeringuillas. El hombre empezó a encontrarse mal y se desplomó, mientras […]




Sucedió tal y como en las novelas más clásicas de espías. Un hombre de mediana edad, entrado en carnes, curioseaba por las tiendas del aeropuerto de Kuala Lumpur mientras esperaba la salida de su vuelo. Se le acercaron dos mujeres, que le clavaron unas jeringuillas. El hombre empezó a encontrarse mal y se desplomó, mientras las dos mujeres corrían hacia la salida para huir en un taxi. El desconocido agonizaba: trasladado en una ambulancia, murió a los pocos minutos de camino al hospital de Putrajaya.

Esta es la versión que dan los medios surcoreanos de la muerte de Kim Jong-nam, el hermano mayor del líder supremo norcoreano Kim Jong-un y cuyo nombre alguna vez corrió de boca en boca como el posible sucesor del padre de ambos, el Querido Líder, Kim Jong-il.

La agencia surcoreana Yonhap asegura que el incidente tuvo lugar el lunes por la mañana. La cadena de televisión Chosun apunta que las dos mujeres son, probablemente, agentes norcoreanas. Ambos medios citan fuentes gubernamentales de su país.

En Seúl, la noticia se dio a conocer ya muy avanzada la tarde noche. En Kuala Lumpur, la Policía malasia, tras limitarse inicialmente a corroborar la muerte en el camino del aeropuerto al hospital de un ciudadano norcoreano, finalmente confirmaba que se trataba del hermano de Kim Jong-un, informa Reuters. La Policía malasia, que precisa que Jong-nam planeaba volar el lunes por la mañana desde la capital malasia a Macao, ha subrayado que aún desconoce la causa de la muerte.

Foto de 2010 de Kim Jong-Nam tomada en Macao.

Foto de 2010 de Kim Jong-Nam tomada en Macao.

El crimen ocurrió apenas un día después de que el régimen norcoreano lanzara un misil balístico de alcance intermedio al mar, una iniciativa destinada a poner a prueba al nuevo gobierno estadounidense que preside Donald Trump.

De confirmarse, el asesinato de Kim se sumaría a una serie de novelescas actuaciones de sus servicios secretos en el exterior, y que han incluido el secuestro de ciudadanos japoneses en suelo nipón para trasladarlos a Corea del Norte. También sería el mayor caso de muerte violenta durante el régimen de Kim Jong-un desde la ejecución en diciembre de 2013 de Jang Song-thaek, tío del líder supremo y hasta entonces considerado el auténtico poder en las sombras.

La ejecución de Jang Song-thaek, a cañonazos según las versiones que han circulado en Corea del Sur, marcó un antes y un después en la política norcoreana. Jing mantenía importantes contactos con el régimen de Pekín y era partidario de un acercamiento al país vecino que incluyera una evolución del régimen similar a la que, en la esfera económica, ha acometido China en los últimos 30 años. Desde entonces, y pese a que Mao calificó en su día a la relación bilateral como tan cercana como la que mantienen “los labios y los dientes”, los vínculos entre los dos países han sido muy distantes.

Kim Jong-nam no solo tenía en común con Jing los lazos de familia. Él también mantenía vínculos con China.

Nacido en 1970, fruto de la relación extramatrimonial de Kim Jong-il con la actriz Song Hye-rim, inicialmente fue tratado como el heredero del régimen. Era, probablemente, el hijo más parecido a su padre en cuanto a aficiones: le gustaban el cine y las artes. Pero en 2001 fue descubierto mientras intentaba entrar en Japón con un pasaporte dominicano falso y acompañado de dos mujeres y un niño para visitar Disneylandia en Tokio.

Cayó inmediatamente en desgracia -un hecho que posibilitó la llegada al poder de Kim Jong-un a la muerte de su padre en 2011-, y desde entonces había residido la mayor parte del tiempo en Macao. Los analistas consideran que Pekín lo percibía como una posible alternativa para liderar Corea del Norte en sustitución de su hermano.

En una serie de mensajes por correo electrónico con un periodista japonés, Jong-nam ha rechazado mantener ningún tipo de aspiraciones a gobernar su país natal y expresó su apoyo a reformar lo que consideraba un régimen dinástico. Su hijo Kim Han-sol, que ha cursado estudios superiores en París, se ha pronunciado en términos similares y ha llegado a declarar a su tío Jong-un “un dictador”.

Jong-nam ya había sido objetivo de los servicios secretos norcoreanos en el pasado. En octubre de 2012, los fiscales surcoreanos afirmaron que un supuesto espía del Norte había reconocido su participación en una trama que pretendía asesinar al hermano del Líder Supremo y hacerlo pasar por un accidente de tráfico.

Ese mismo año, una revista rusa, Argumenty i Fakty, sostuvo que Jong-nam atravesaba problemas económicos después de que el régimen norcoreano le hubiera suspendido el estipendio del que disfrutaba, en respuesta a sus críticas al sistema.

Noticias destacadas