01 de diciembre del 2021

Deportes

Manny Acta, primer sorprendido

Hugo López Morrobel. El despido de Manny Acta como director del Departamento de Operaciones de las Estrellas Orientales, dejó boquiabierto a la mayoría de los fanáticos, porque se pensaba que estaba bastante arraigado, primero por su condición de nativo de esa provincia, y segundo por su vasta experiencia como dirigente de Grandes Ligas y en […]




Hugo López Morrobel.

El despido de Manny Acta como director del Departamento de Operaciones de las Estrellas Orientales, dejó boquiabierto a la mayoría de los fanáticos, porque se pensaba que estaba bastante arraigado, primero por su condición de nativo de esa provincia, y segundo por su vasta experiencia como dirigente de Grandes Ligas y en equipos de las ligas de invierno, donde ha logrado tres títulos.

Sabemos que Acta es un gran estratega con amplios conocimientos en todas sus facetas; además de que tenía, tal como expresó después de conocer su desvinculación, un compromiso más allá de lo profesional.

Manny fue dirigente de los Nacionales y los Indios en las mayores, donde acumuló récord de 158-252 con Washington, y 214-266 con Cleveland, pero hay que admitir que el béisbol es un deporte muy complejo, porque hay que aunar y conjugar muchos elementos para salir airoso y no pudo lograr ese objetivo, aunque se sabe que eran equipos con muy bajo presupuesto para contratar a jugadores de primer nivel.

Estoy casi seguro que su carrera no ha terminado y que otros equipos de la Liga Dominicana, aunque ya ha pasado por varios, se interesarán en sus servicios, aunque se especula que sus relaciones quedaron deterioradas en el mercado local, donde dirigió a las Estrellas 2002-2003, Licey 2003-2005 y Águilas en 2016-2017.

Manny es joven, 52 años, y tiene la oportunidad de demostrar que todavía le queda mucho en el “tanque de combustible”, pero sus últimos divorcios deben conducirlo a pensar atenta y detenidamente sobre lo que ha estado ocurriendo con su carrera.

RD no debe amilanarse
El fútbol dominicano ha venido realizando , ingentes y extraordinarios esfuerzos para saltar a los primeros planos en Centroamérica y el Caribe, pero hasta ahora no lo ha podido lograr, dada la tradición que tienen los países con los que tiene que batallar.

Es una realidad que le falta experiencia dado que enfrenta, por ejemplo en la Concacaf, a naciones donde el fútbol es el deporte nacional.

Sin embargo, los reveses que sufrió en su última confrontación este fin de semana ante México y Estados Unidos en el torneo Preolímpico, no debe amilanar ni un ápice a la dirigencia para continuar realizando todo el esfuerzo para levantar el vuelo definitivo en próximos eventos internacionales.

Todo inicio tiene tropiezos , pero esto no deben constituirse en obstáculo para deprimirse.

Noticias destacadas