República Digital - Indotel Anuncio

06 de mayo del 2021

Opinión

Marcha Verde y su recorrido en actos

Raúl Pérez Peña (Bacho). Desde enero 22 (2017) a marzo 22 (2018), se registra un año y 2 meses del nacimiento del movimiento social Marcha Verde, cuyo primer hermano en la familia se llamó Poder Ciudadano, malogrado (‘con las orejas gachas’), sufriendo complicaciones y finalmente algo así como una “apoplejía” determinante de su defunción. Al […]




Raúl Pérez Peña (Bacho).
Desde enero 22 (2017) a marzo 22 (2018), se registra un año y 2 meses del nacimiento del movimiento social Marcha Verde, cuyo primer hermano en la familia se llamó Poder Ciudadano, malogrado (‘con las orejas gachas’), sufriendo complicaciones y finalmente algo así como una “apoplejía” determinante de su defunción. Al nacer Marcha Verde rebrotaron las esperanzas de que el pueblo dominicano tuviera una criatura vigorosa, adversa a la politiquería del sistema. La politiquería en cualquier país bajo su dominio, puede ser expresión de más de un crimen organizado que no sea el narcotráfico, el cual no constituye el único flagelo con daños devastadores a nuestra sociedad.   Ese otro crimen organizado lo integran partidos politiqueros degenerados moralmente, con frecuencia a centenares de millas distantes de sus orígenes, articulando una asociación que no es de bienhechores. República Dominicana fue sometida desde hace décadas a un proceso de involución,  progresiva, sin perspectivas de recuperación a corto plazo. Cualquier especialista en pacientes terminales, o en problemas sociales profundos, puede describir el abismo en que ha caído nuestra sociedad dado el control politiquero. Bajo la provocación durante décadas del mayúsculo e irreversible descrédito de partidos tradicionales, fue que nació Marcha Verde. ¿Ha cambiado ese diagnóstico? Por el contrario, pese al profundizado deterioro, se reciclan falsas expectativas enmarcadas en la misma panacea. Mientras tanto, quien escribe no sabe hacia dónde va Marcha Verde. Pero todos saben que Marcha Verde puso al gobierno a “buscar oficio” o de “vuelta y media”.  Por eso es que los ocupantes palaciegos temen debatir el tema como “el diablo a la cruz”. Hablar de Marcha Verde y de su recorrido en actos durante 14 meses es algo abierto al aporte individual y colectivo de los ciudadanos, que pueden referirse a cualquier marcha o recorrido en particular, o a cualquier perfil de ese movimiento social, patrimonio presente e histórico del pueblo dominicano. Recibamos la primavera convencidos de que nuestro pueblo superará cualquier adversidad, pese a las promesas y obstrucciones que emanen los partidos politiqueros.

Noticias destacadas