República Digital - Indotel Anuncio

08 de mayo del 2021

Política

¡Más que suficiente!

Ayer 15 de diciembre de este año 2019 se cumplieron 46 años de cuando el gran maestro político dominicano y de América, abandonó definitivamente las filas del PRD e hizo público la fundación del Partido de la Liberación Dominicana. El autor de esta columna fue uno entre mujeres y hombres de los que acompañamos a […]




Ayer 15 de diciembre de este año 2019 se cumplieron 46 años de cuando el gran maestro político dominicano y de América, abandonó definitivamente las filas del PRD e hizo público la fundación del Partido de la Liberación Dominicana. El autor de esta columna fue uno entre mujeres y hombres de los que acompañamos a Juan Bosch en la ejecución de esa valiente y admirable decisión, como no se conocía nada parecido en la historia política del pueblo dominicano. Que decidido, coherente y admirable este paso dado por quien había demostrado desde hacía muchos años que era el político del más alto nivel que había tenido nuestro país en los últimos 100 años; y más admirable, es esa decisión porque al momento que nos referimos el maestro tenia cumplidos 64 años de edad; los críticos y enemigos de Juan Bosch, en los primeros días su pasatiempo era reírse y burlarse de una decisión de carácter tan profundo e inigualable. Esos payasos, veletas sin rumbo e ignorantes de lo que es en la realidad de los hechos la actividad política, ignoraban que hacía varios meses, tal vez un año, que Juan Bosch había construido las bases fundamentales de esa nueva organización. Había organizado en el seno del PRD dos círculos de estudio: el primero, coordinado por el inolvidable compañero Antonio Abreu Flores, Tonito, que sería luego el primer secretario general del PLD. Y el segundo que se formó cuando regresó desde Europa a nuestro país, el doctor José Francisco Peña Gómez, el que quedó bajo la coordinación del autor de esta columna, integrado además de Peña Gómez por Ramón Andrés Blanco Fernández, Manuel Ramón García Germán, Norge Botello, Francisco Antonio Avelino García y Barbarita Bosch Quidiello. Esos dos organismos serían el punto de partida de esta organización sin precedentes en la política dominicana.
El pasado sábado 7 de este mes, en horas de la tarde, se realizó en Santiago, capital de la región del Cibao, la más rica y productiva del Caribe y Centroamérica, una marcha caravana gigantesca que recogió todos los sectores de esa ciudad, encabezada por el compañero Gonzalo Castillo Terrero, candidato a la presidencia de la República del PLD, el compañero alcalde de esa ciudad Abel Martínez y las compañeras y compañeros dirigentes de Santiago, miembros del Comité Político y Comité Central, a cuyo paso por las calles de esa población heroica aplaudió, saludó con entusiasmo y solidaridad incuestionable, el tránsito del peledeísmo, que demostró que nuestro partido no tiene opositores que valgan la pena en esa ciudad. El pasado sábado 14 conmemorando la fundación del PLD en la capital de la República, volvió el Partido de la Liberación Dominicana a demostrar en un espectáculo extraordinario, la fuerza de nuestra organización, la influencia y la simpatía que tenemos en todas las capas sociales de nuestro pueblo. No importa lo que digan las bocinas parlantes, veletas sin rumbo, calumniadores y difamadores, a quienes la inmensa mayoría de nuestros hermanos no hace caso, porque están viviendo un proceso inigualable en el desarrollo y crecimiento en el orden económico, político, social; homenaje y servicio que rinde nuestra organización, sin temor de ninguna clase a esta comunidad, capital de la República que ha sido el escenario económico, social y político, de la forma de gobernar, prudente, eficiente, profunda, que ahora lo dicen fuera de nuestro país, dirigentes de otras naciones que están sorprendidos de la marcha admirable y aguerrida de nuestro pueblo que sigue y seguirá siendo un “Pueblo legendario, veterano de la historia y David del Caribe”.

Por:

Euclides Gutiérrez Félix

Noticias destacadas