República Digital - Indotel Anuncio

10 de abril del 2021

Opinión

Mejor preso que muerto

Tomás Aquino Méndez. tomas.mendez@listindiario.com  Mi padre –Q-E-P-D- siempre fue opuesto a mi vincula­ción con la izquierda revolu­cionaria. Como joven al fin, aceptaba sus consejos y has­ta le hacía creer que me alejaba del Movimien­to Popular Dominicano, en el que milité hasta l977. Recuerdo que, ante mi insistencia, una de sus últimas recomendaciones, fue: “Como ca­beza […]




Tomás Aquino Méndez.
tomas.mendez@listindiario.com
 Mi padre –Q-E-P-D- siempre fue opuesto a mi vincula­ción con la izquierda revolu­cionaria. Como joven al fin, aceptaba sus consejos y has­ta le hacía creer que me alejaba del Movimien­to Popular Dominicano, en el que milité hasta l977. Recuerdo que, ante mi insistencia, una de sus últimas recomendaciones, fue: “Como ca­beza dura que eres, te prefiero preso que muer­to. No enfrente a la policía. Si te sorprenden en una reunión de esas, entrégate”. Y aquí estoy. Gracias a Dios. Hoy quiero dar una recomen­dación a todos los dominicanos. Es mejor EN­CERRADO, que ENTERRADO. Recientemente, el mundo perdió a uno de los más románticos compositores e intérpretes: Armando Manza­nero. Cumplió recién, 85 años y, aunque tenía un solo riñón, su condición de salud era buena. Uno de sus hijos, Juan Pablo Manzanero, reve­ló algo que debe ponernos a todos a reflexionar. Dice que su padre les dijo que estaba “cansado” del encierro y que saldría de la casa. No valieron los consejos. El 11 de diciembre decidió asistir a un acto público en su natal Yucatán. Era su fecha de cumpleaños y para celebrarlo junto a fami­liares y amigos. Todos tenían mascarillas, pero una gran parte salió contaminada del lugar. Fue la última vez que se le vio en público. La mayo­ría rebasó la enfermedad, él no pudo. El pasa­do 28 de diciembre se despidió de este mundo. El COVID19 exige a todos usar mascarillas o ta­pabocas, sin embargo, no es 100 por 100 segu­ra la protección. El gobierno dominicano acaba de endurecer las medidas, tratando de hacernos entender la necesidad de protegernos, porque no sabemos cómo, cuándo ni dónde podríamos contraerlo. Si además del TAPABOCAS, el otro requisito es el aislamiento y mantenernos en nuestras casas, debemos acogernos a este man­dato. Tal como me decía mi padre, es mejor pre­so que muerto. Hoy yo les digo a mis amigos, fa­miliares y a todos los dominicanos: ES MEJOR ENCERRADO QUE ENTERRADO.

Noticias destacadas