República Digital - Indotel Anuncio

08 de mayo del 2021

Entretenimiento

#MeToo, el tema de los Óscar

Todos los años, durante cada entrega de los premios Óscar, uno de los protagonistas entre expertos, actores y directores es la apuesta política de la edición. Las dos anteriores estuvieron marcadas por las denuncias e inconformidades de la comunidad afro sobre su participación y reconocimiento a lo largo de la historia del certamen, mientras que este […]




Todos los años, durante cada entrega de los premios Óscar, uno de los protagonistas entre expertos, actores y directores es la apuesta política de la edición. Las dos anteriores estuvieron marcadas por las denuncias e inconformidades de la comunidad afro sobre su participación y reconocimiento a lo largo de la historia del certamen, mientras que este 2018 se espera que la ceremonia gire en torno a Donald Trump y el movimiento Me Too. En el caso del presidente de los Estados Unidos son varios los elementos que juegan en su contra, uno de los más importantes es su baja popularidad entre los habitantes del país norteamericano. Según la más reciente encuesta , durante su primer año de mandato Trump tiene una imagen favorable del 39%, convirtiéndose en el mandatario más desaprobado de la historia gracias a factores como su discurso polarizante, la baja confianza económica de la ciudadanía y sus declaraciones poco acertadas por las recientes masacres.
En la ceremonia, que será presentada por el humorista Jimmy Kimmel, seguramente serán varios los dardos que le lanzará al mandatario estadounidense, como su firme detractor.
Otro de los elementos que ha sido tema de conversación, y que ha generado gran preocupación en el mundo del espectáculo, son las denuncias de acoso que recaen sobre grandes actores y directores de Hollywood, (Harvey Weinstein, Kevin Spacey, Dustin Hoffman, entre otros). Las denuncias de varias celebridades despertaron la solidaridad del planeta que bajo la etiqueta #MeToo (#YoTambién) se unieron para hacer frente y acusar a los que justamente fueron sus acosadores durante años. A pesar de que Harvey Weinstein fue expulsado de la academia debido a la gravedad de las acusaciones, esta edición de los premios será una de las más polémicas, con poco lobby y sí con enormes tintes políticos. La aparición de campañas como Me Too y Time’s Up, sin duda que generaron un gran precedente. Los sindicatos de actores y productores se fortalecieron logrando pasos fundamentales como sueldos equitativos y acabar con los códigos de vestuario en la alfombra roja, algo que ya se vio reflejado en la primera gran gala de este año, durante los Golden Globes. La edición número 90 de los premios Óscar tendrá lugar en el Teatro Dolby, donde seguramente serán varios los llamados a la reflexión y a no callar.  Por su parte, en las redes sociales que actualmente son consideradas como un gran termómetro, ya se ven los primeros pronunciamientos sobre la ceremonia.

Quien piense que los Oscar del van a ser como los Globos de Oro es porque no conoce a Kimmel http://ift.tt/2H0wUuk 

Ver imagen en Twitter

Esta estatua de Harvey Weinstein que fue instalada ayer durante la noche en el Hollywood Boulevard, a pasitos del teatro en donde se entrega el . Su nombre es “Casting Couch” (!!). Será un fin de semana en el que estará en el centro de la escena.

 

I wonder of this is going to boost or hurt her popularity in Hollywood. And Felicity Jones' Oscar chances for playing her.

 

Noticias destacadas