República Digital - Indotel Anuncio

11 de mayo del 2021

Entretenimiento

Michelle Pfeiffer rechazó el papel de Clarice Starling en ‘El silencio de los corderos’

La actriz Michelle Pfeiffer ha revelado, 30 años después del estreno, que podría haberse sido ella y no Jodie Foster -en posteriores películas el personaje recayó en Julianne Moore- la encargada de dar vida a la agente Clarice Starling en la aclamada cinta ‘El silencio de los corderos’, el primero de los filmes y series […]




La actriz Michelle Pfeiffer ha revelado, 30 años después del estreno, que podría haberse sido ella y no Jodie Foster -en posteriores películas el personaje recayó en Julianne Moore- la encargada de dar vida a la agente Clarice Starling en la aclamada cinta ‘El silencio de los corderos’, el primero de los filmes y series que abordan los casos que marcaron el historial del psicópata y perturbado caníbal Hannibal Lecter, magistralmente interpretado en la mayoría de estas producciones por Anthony Hopkins.

La estrella de Hollywood, quien puede presumir de contar con una de las carreras más aclamadas y versátiles de la meca del cine, ha reconocido en su última entrevista que el proyecto y la trama que lo presidía no le provocaron precisamente buenas sensaciones, hasta el punto de atribuir parcialmente su rechazo de la oferta a la «maldad» que transmitía la historia y a lo intimidada que se sentía por la figura del popular asesino en serie.

«Sobre ‘El silencio de los corderos’, tengo que reconocer que me daba muy mala espina, miedo incluso. Es que había una especie de maldad en ese filme que me asustaba, una maldad que además gana al final. De lo que sí me arrepiento de esa situación es haber perdido la oportunidad de trabajar otra vez con Jonathan Demme», ha revelado sobre la estrecha relación personal y profesional que mantuvo con el mencionado cineasta, quien se llevó el premio Oscar a la mejor dirección por este largometraje y, tristemente, falleció en el año 2017.

La polifacética artista, de 62 años, también se ha sincerado sobre el tipo de personajes por los que siente mayor predilección interpretativa, a los que ha descrito como «duros» en la superficie, algo atribulados ante los envites de la vida y por lo general de clase media o baja. «Reconozco que me siento más cómoda dando vida a gente de clase media o media-baja. No sé si es apropiado decir esas cosas, pero me gusta que sean duros, al menos en apariencia, y curtidos», ha señalado en su charla con la revista The New Yorker.

Noticias destacadas