República Digital - Indotel Anuncio

20 de abril del 2021

Mundiales

Miles de cubanos están en caravanas camino a la frontera de EEUU

EVA MARIE UZCATEGUI/AFP via Getty Images Miles de cubanos han comenzado a conformar caravanas de emigrantes hacia la frontera sur de Estados Unidos con el objetivo de pedir asilo político, según varios emigrantes entrevistados por el Nuevo Herald que se encuentran en América Latina. De Guyana a Chile, pasando por Uruguay, cubanos hacen llamados en las […]




EVA MARIE UZCATEGUI/AFP via Getty Images Miles de cubanos han comenzado a conformar caravanas de emigrantes hacia la frontera sur de Estados Unidos con el objetivo de pedir asilo político, según varios emigrantes entrevistados por el Nuevo Herald que se encuentran en América Latina. De Guyana a Chile, pasando por Uruguay, cubanos hacen llamados en las redes sociales a integrar estas caravanas que ya han provocado problemas en Surinam, al intentar cruzar la frontera, cerrada por el coronavirus. Allí, casi 500 emigrantes cubanos exigen permanecen acampando en condiciones precarias, incluyendo niños y mujeres embarazadas. “Llegué a este país hace tres años junto a mis dos niños y mi esposo. Vine de Cuba huyendo de la miseria pero aquí estamos en la misma situación. Sin trabajo y sin ayudas, viviendo en un barrio donde hay droga y violencia”, dijo Janet Figueroa, una de las integrantes de la caravana de Surinam, a el Nuevo Herald. Surinam, al igual que Guyana, permiten la libre entrada de los cubanos, por lo que ambos países se han convertido en los últimos años en un trampolín para los emigrantes de la isla que desean seguir su camino a Estados Unidos o a otros países con grandes comunidades de cubanos, como Chile y Uruguay. Figueroa, de 36 años, viaja acompañada de su esposo y sus dos hijos. Pide clemencia al gobierno de Guyana para que les permita ir “en busca del sueño americano”. “Nosotros no queremos hacerle daño a nadie. Solo buscamos llegar a Estados Unidos a reunirnos con nuestros familiares”, dijo. En Miami la esperan varios primos que ya se han comprometido a ayudar a la familia si logra pasar los rigurosos trámites de asilo político en la frontera sur.
El gobierno de Surinam ha brindado ayuda humanitaria a los inmigrantes cubanos y solicitado asistencia técnica al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, la Cruz Roja y la Organización Internacional para las Migraciones, según dijo su ministro de exteriores, Albert Ramdin. También suspendió los vuelos desde Cuba y Haití para evitar que la crisis escale. Por su parte, el gobierno cubano respondió mediante una nota oficial culpando a EEUU de la crisis migratoria Según el gobierno cubano, EEUU ha provocado esta oleada migratoria al disminuir la cantidad de visados de turismo y emigración que concede cada año. La Habana aseguró que está dispuesta a recibir a todos los ciudadanos cubanos que deseen regresar de manera voluntaria a la isla. Desde que un grupo de diplomáticos norteamericanos y canadienses terminaron extrañamente enfermos en La Habana, Estados Unidos redujo su personal diplomático en un 60 por ciento y desplazó las citas consulares a otras sedes en América Latina. La misteriosa enfermedad que padeció el cuerpo diplomático de Estados Unidos en Cuba fue probablemente causada por radiación de microondas dirigidas, según un informe encargado por el gobierno a la Academia Nacional de Ciencias. El número de visas de no inmigrante otorgadas a los cubanos se desplomó desde las 16,335 en 2017 a unas 6,959 en 2018 y 10,167 el pasado año. Las visas de inmigrante sumaron 7,748 en 2019, de acuerdo al Departamento de Estado. EEUU también suspendió el Programa Cubano de Reunificación Familiar, dejando a más de 20,000 familias en un limbo migratorio. Jorge Duani, quien dirige el Instituto Cubano de Investigaciones de la Universidad Internacional de la Florida (FIU), dijo que aunque las condiciones de la isla se caracterizan por una fuerte crisis económica, un incremento de la represión y los efectos de la política de “máxima presión” de la administración de Donald Trump, es poco probable una nueva crisis migratoria. “Desde la cancelación de la política de “pies secos, pies mojados”, Estados Unidos ha deportado un número cada vez mayor de cubanos a su país de origen”, dijo Duany. En 2017 el entonces presidente Barack Obama eliminó la política de “pies secos, pies mojados” que permitía a los cubanos que pisaran territorio norteamericano ser acogidos inmediatamente como refugiados. Desde entonces se han disparado las solicitudes de asilo político en la frontera sur, pero las restricciones de la actual administración, incluyendo un acuerdo con el gobierno mexicano para que los solicitantes de asilo esperen en ese país, han hecho muy difíciles las esperanzas de obtener un estatus de asilado en EEUU. “Es de esperar que las fronteras del sur de Estados Unidos, incluidas las que colindan con México y con el Mar Caribe, continúen herméticamente selladas, al menos hasta que la administración Trump ceda el poder y se “normalice” la situación de la pandemia”, agregó Duany, experto en temas relacionados con la isla. Más caravanas de cubanos se organizan desde Uruguay, Chile y Perú Otros cientos de cubanos se preparan para salir desde Chile, Uruguay y Perú en dirección a Estados Unidos, según pudo constatar el Nuevo Herald en decenas de grupos de WhatsApp de emigrantes y entrevistas telefónicas. José Yans Pérez, un cubano que reside desde hace tres años en Chile pero cuyo sueño ha sido vivir en Estados Unidos es uno de los inmigrantes que está dispuesto a recorrer toda América Latina para llegar a la frontera sur de EEUU. “La situación en Chile se ha puesto muy difícil. No hay trabajo y los trámites de legalización son interminables”, dijo Pérez, quien intentó en varias ocasiones llegar a Estados Unidos a bordo de rústicas embarcaciones antes de emigrar a Chile. En grupos de WhatsApp, Facebook y Messenger, los inmigrantes se organizan y apoyan con mensajes e informaciones sobre los trámites para pedir asilo político en la frontera sur de EEUU. “Llevo dos años y medio en Chile y estoy sin papeles. Amigos míos llevan un año y algo en Estados Unidos y ya tienen residencia. Por eso me voy. No quiero seguir aquí donde el cubano es el último”, dijo Gustavo Alexi Cedeño, de 46 años. “Sin carnet no puedes trabajar, tampoco tenemos acceso a salud y ahora nos amenazan con deportar a Cuba”, agregó.

———

©2020 El Nuevo Herald (Miami)

Noticias destacadas