República Digital - Indotel Anuncio

21 de abril del 2021

Opinión

Minerva López somos unos y todos nosotros

Raúl Pérez Peña (Bacho). Falleció en Santiago la profesora Minerva López, de activismo destacado en la Fundación Caamaño y otras entidades patrióticas, sin bajar la guardia nunca, pese a la enfermedad que le imposibilitó movilizarse en sus últimos tiempos. Minerva mantuvo siempre en alto su bandera caamañista, simultáneo con asistir a las demás convocatorias. Pese […]




Raúl Pérez Peña (Bacho).
Falleció en Santiago la profesora Minerva López, de activismo destacado en la Fundación Caamaño y otras entidades patrióticas, sin bajar la guardia nunca, pese a la enfermedad que le imposibilitó movilizarse en sus últimos tiempos. Minerva mantuvo siempre en alto su bandera caamañista, simultáneo con asistir a las demás convocatorias. Pese a no ser objeto de interés en las encuestas y sondeos, la lealtad a las figuras del coronel Caamaño, Manolo Tavárez y otros líderes contemporáneos se mantiene firme, en la medida en que los cabecillas de las cúpulas del presente politiquero se hunden en el descrédito con graves señas particulares en su reputación. Ser persona sencilla, “del montón” no merma el filo de sus sentimientos aunque se mantenga en bajo perfil. En este país impera una situación política sin liderazgo progresista, que no equivale a reflujo, ni indiferencia, en la actitud crítica  de los dominicanos, mientras los corruptos se alzan con los recursos públicos y se burlan descaradamente con un poder judicial que hace de todo menos justicia. La realidad no es de sumisión ni de tolerancia con el mal profundo de la corrupción, por más alboroto mediático y poder para distraer puesto en escena por el sistema. También sucede igual con otros males que sufre en igual o peor medida la población mayoritaria. Dominicanos como Minerva López estamos atentos y no nos confunden los inventos para la distracción con temas halados por los moños. Minerva López cumplió con Caamaño, Manolo y su deber; con la memoria histórica, para que no se esfume el ejemplo de nuestros antepasados recientes. Santiago perdió una memorable ciudadana con el fallecimiento de Minerva López. Debemos honrar su memoria ampliando el espectro de su activismo ciudadano y su militancia por la memoria de la Raza Inmortal y los héroes de Abril. Que no se arrugue ni se encoja la bandera de Minerva López. Este pueblo solo espera mejores momentos para demostrar que Minerva López somos uno y todos nosotros.

Noticias destacadas