Las Grandes Ligas jugó casi toda su temporada sin público en las gradas, lo que supone pérdidas por falta de boletos vendidos, así como la venta de concesiones, mercancía de los equipos y hasta cobro de estacionamientos. (The Associated Press)

Major League Baseball y sus 30 equipos están demandando a sus proveedores de seguros, citando miles de millones de dólares en pérdidas durante la temporada 2020 que se jugó casi en su totalidad sin fanáticos debido a la pandemia del coronavirus.

La demanda, presentada en octubre en la Corte Superior de California, fue obtenida por The Associated Press. Dice que los proveedores AIG, Factory Mutual e Interstate Fire and Casualty Company se han negado a pagar las reclamaciones hechas por MLB a pesar de las compras de pólizas de “todo riesgo” de la liga.

La liga afirma haber perdido miles de millones de dólares en boletos no vendidos, cientos de millones en concesiones, decenas de millones por cargos de estacionamientos y otra cifra millonaria más en suites y abonos de asientos de lujo, ventas de mercadería en el parque y patrocinios corporativos. También cita más de mil millones de dólares en pérdidas de transmisiones por medios locales y nacionales, más decenas de millones en ingresos perdidos para MLB Advanced Media. Dice que todas esas pérdidas deben estar cubiertas por sus pólizas.

MLB acortó los entrenamientos de primavera y pospuso el inicio de su temporada regular en marzo, luego comenzó un calendario reducido a fines de julio durante el cual los fanáticos fueron excluidos de los estadios. Los equipos se limitaron a 60 juegos de temporada regular, en comparación con los 162 que juega cada equipo cada año.

La mayoría de los juegos de postemporada se jugaron sin fanáticos, aunque hubo una capacidad limitada de alrededor de 11,000 por juego para la Serie de Campeonato de la Liga Nacional y la Serie Mundial en Arlington, Texas.

“Debido al COVID-19, las entidades de las Grandes Ligas, incluidas sus 30 clubes, han incurrido en pérdidas financieras significativas como resultado de nuestra incapacidad para jugar partidos, recibir fanáticos y realizar operaciones comerciales normales durante gran parte de la temporada del 2020”, expresó la liga en un comunicado enviado a The Associated Press. “Creemos firmemente que estas pérdidas están cubiertas por completo por nuestras pólizas de seguro, y estamos seguros de que la corte y el jurado estarán de acuerdo”.

Los proveedores de seguros no respondieron de inmediato los mensajes en busca de comentarios.

Se han presentado más de 1,400 demandas contra las compañías de seguros con respecto a reclamaciones por interrupciones comerciales relacionadas con la pandemia, según datos compilados por la Facultad de Derecho Carey de la Universidad de Pensilvania. Eso incluye varios juicios similares de equipos de béisbol de ligas menores, cuya temporada fue eliminada por completo cuando el comisionado de béisbol Rob Manfred la canceló.

El abridor de los Dodgers de Los Ángeles, Dustin May (izquierda), evita ser golpeado por un hit de Eric Hosmer, de los Padres de San Diego, en el segundo inning del juego de la MLB que enfrentó a ambos equipos.
La temporada 2020, además de que fue acortada de 162 a 60 juegos, se jugó sin fanáticos en las gradas. Para compensar algunos equipos colocaron fanáticos de cartón en las gradas.

Al menos uno de esos casos de ligas menores, presentado en Arizona por los Chattanooga Lookouts, ya ha sido desestimado debido a una exclusión de virus en la política.

Las aseguradoras en muchos casos han insistido en que las pérdidas económicas provocadas por el coronavirus no constituyen pérdidas físicas ni daños materiales. MLB afirma que el virus ha provocado ambos.

“La presencia del coronavirus y COVID-19, que incluye, entre otros, gotas o núcleos de coronavirus en superficies sólidas y en el aire en la propiedad asegurada, ha causado y seguirá causando daños físicos directos a la propiedad física y al aire ambiental de las instalaciones”, establece la demanda. “El coronavirus, una sustancia física, se ha adherido a la propiedad de los demandantes y, al hacerlo, alteró esa propiedad. Dicha presencia también ha resultado directamente en la pérdida de uso de esas instalaciones”.

Muchos equipos han despedido a empleados de su oficina principal en respuesta a la pandemia y muchos predicen una temporada baja lenta para los jugadores en la agencia libre. Varios clubes ya han despedido a jugadores de alto nivel como una forma de ahorrar dinero, incluso cuando los Indios de Cleveland rechazaron una opción de club de $10 millones sobre el tres veces All-Star Brad Hand y los Cachorros de Chicago no ofrecieron un contrato al popular toletero Kyle Schwarber, permitiendo que el campeón de la Serie Mundial 2016 se convierta en agente libre.

MLB no ha dicho si el entrenamiento de primavera de 2021 o la temporada comenzarán a tiempo.