República Digital - Indotel Anuncio

11 de abril del 2021

Mundiales

Muere George Shultz, el secretario de Estado norteamericano que contribuyó al fin de la Guerra Fría

Barry Thumma El entonces secretario de Estado, George Shultz (al centro), camina con el Presidente Ronald Reagan y el vicepresidente George Bush a su llegada a la Casa Blanca, en enero de 1985. Foto: AP George Shultz, secretario de Estado del presidente Ronald Reagan y gran arquitecto de la diplomacia estadounidense al final de la Guerra […]




Barry Thumma El entonces secretario de Estado, George Shultz (al centro), camina con el Presidente Ronald Reagan y el vicepresidente George Bush a su llegada a la Casa Blanca, en enero de 1985. Foto: AP George Shultz, secretario de Estado del presidente Ronald Reagan y gran arquitecto de la diplomacia estadounidense al final de la Guerra Fría, falleció el sábado a los 100 años, anunció el domingo el Hoover Institute. “Uno de los más importantes estrategas políticos de todos los tiempos, que sirvió a tres Presidentes estadounidenses, George P. Shultz falleció el 6 de febrero a los 100 años”, informó esta institución vinculada a la Universidad de Stanford en un comunicado publicado en su página web. “Shultz desempeñó un papel clave, junto al presidente Ronald Reagan, para modificar el curso de la historia utilizando todas las herramientas de la diplomacia para poner fin a la Guerra Fría”, añadió este instituto del que el exsecretario era miembro desde hacía más de 30 años. Fue famoso por ser un pragmático en algunos de los problemas importantes que enfrentó mientras estaba en el poder, señaló el diario The Washington Post. Como secretario de Estado del Presidente Ronald Reagan , Shultz desempeñó un papel fundamental en el dramático alivio de las tensiones entre Estados Unidos y la Unión Soviética que tuvo lugar a fines de la década de 1980. “A diferencia de algunos de sus colegas en el gobierno, Shultz pensó que Mikhail Gorbachov representaba una desviación de los líderes soviéticos anteriores y presionó a Reagan, contra los obstáculos burocráticos y políticos, para que buscara una relación más constructiva con el viejo adversario de la Guerra Fría de Estados Unidos”, indicó The Washington Post. El entonces secretario de Estado designado, George Shultz, conversa con miembros del comité de relaciones exteriores del Senado previo a una sesión del panel en el Capitolio, en julio de 1982. Foto: AP © Ira Schwarz El entonces secretario de Estado designado, George Shultz, conversa con miembros del comité de relaciones exteriores del Senado previo a una sesión del panel en el Capitolio, en julio de 1982. Foto: AP Shultz, que trabajó con Presidentes republicanos desde Dwight D. Eisenhower, se fue a vivir a California después de dejar Washington en enero de 1989. Según el diario The New York Times, continuó escribiendo y hablando sobre temas que van desde las armas nucleares hasta el cambio climático hasta finales de los 90, expresando su preocupación por la dirección de Estados Unidos. “En este momento no estamos liderando el mundo”, le dijo a un entrevistador en marzo de 2020. “Nos vamos a retirar”. El periódico recordó que Shultz realizó un trabajo importante en la Casa Blanca. Ejerció como secretario de trabajo, director de presupuesto y secretario del Tesoro bajo el Presidente Richard M. Nixon. Salió de las guerras de Watergate con su reputación ilesa, indicó el diario, y mostró un respeto por el estado de derecho, algo que era considerado demasiado raro en esa época. Al frente del Tesoro, provocó la ira de Nixon por resistirse a las demandas del Presidente de utilizar el Servicio de Impuestos Internos como un arma contra los enemigos políticos del mandatario.
The Washington Post señaló que en las dos décadas de servicio en el gobierno, Shultz adquirió una reputación de buen juicio e integridad, aconsejando a Nixon que contara todo sobre su papel en el escándalo de Watergate y confrontando a Reagan en los asuntos relacionados con Irán.

Noticias destacadas