Mundiales

El presidente de Perú sustituye a la mitad de su gabinete

 PRESIDENCIA DEL PERU Los analistas creen que este relevo servirá a Martín Vizcarra a lograr acuerdo con el poder legislativo.


Jueves, 16 de Julio de 2020

 PRESIDENCIA DEL PERU Los analistas creen que este relevo servirá a Martín Vizcarra a lograr acuerdo con el poder legislativo.

El presidente peruano, Martín Vizcarra, renovó el miércoles más de la mitad de su gabinete de ministros en medio de una caída de su popularidad y una crisis económica debido a una larga cuarentena en busca de frenar la propagación del coronavirus. Entre los ministros sustituidos está el de Salud, el segundo cambio al frente de esa cartera desde que irrumpió la pandemia de coronavirus en el país hace cuatro meses.

La salida del ministro de Salud, Víctor Zamora, es el cambio más notable, luego de ser criticado por su manejo de las cifras de víctimas del coronavirus en el país, el segundo con más casos de América Latina (más de 333,000), detrás de Brasil. En momentos en que el número oficial de muertos por COVID-19 asciende a 12,229, críticos de Zamora aseguran que los fallecimientos superan los 30,000. Zamora fue sustituido la médico cirujana Pilar Mazzetti, quien ocupó el mismo cargo hace varios años y actualmente lideraba el Comando de Operaciones COVID-19, una unidad técnica creada en abril por el gobierno.

Esta reconocida neuróloga fue ministra de Salud n la administración de Alejandro Toledo (2001-2006), y fue ministra del Interior durante el gobierno de Alan García (2006-2011). ‘En esta nueva etapa, y este es el otro gran desafío, profundizaremos las medidas para acelerar la recuperación económica y devolver al Perú a la senda del crecimiento’, dijo Vizcarra después en un discurso en Palacio de Gobierno en sus primeras declaraciones tras el cambio de gabinete. La designación de los nuevos ministros fue anunciada en paralelo a la difusión de la evolución de la economía del país en mayo, que se contrajo un 32.75% interanual, su tercera baja mensual consecutiva y poco mayor a las proyecciones.

El gabinete es liderado por el abogado Pedro Cateriano, un experimentado político que juró como primer ministro bajo una cruz y la mano derecha levantada en el Palacio de Gobierno frente al presidente Vizcarra. El nuevo jefe de gabinete fue primer ministro en el gobierno del ex presidente Ollanta Humala —quien gobernó entre el 2011 y el 2016—, y también ministro de Justicia durante la gestión del ex presidente Alejandro Toledo (2001-2006). Ambos presidentes se vieron involucrados en escándalos de corrupción vinculados con la constructora brasileña Odebrecht. ‘Ofrezco: sudor, honestidad y conducta democrática por un Perú más justo y libre’, dijo Cateriano por la red social Twitter poco antes de juramentar al cargo.

En la reestructuración de su gabinete, Vizcarra sustituyó además al canciller Gustavo Meza-Cuadra por Mario López Chavarri, ambos diplomáticos de carrera. Como nuevo ministro del Interior fue designado Jorge Montoya, un ex jefe de la Fuerza Aérea, un nombramiento que puede implicar un giro en la lucha contra la delincuencia en el país. ‘Luchar contra la pandemia hasta derrotar al virus, recuperación económica hasta que haya más trabajo e ingresos para los peruanos’, son los objetivos de este gabinete, dijo Vizcarra tras en una ceremonia en el Palacio de Gobierno en la que juramentaron los nuevos ministros. El presidente también cambió el timón en el clave ministerio de Energía y Minas y nombró para el cargo a Rafael Belaunde, un bachiller en economía.

En cambio, Vizcarra ratificó en el cargo a la ministra de Economía, María Antonieta Alva, arquitecta de un plan de reactivación que busca sacar de cuidados intensivos a la economía. El recambio en el gabinete coincidió con la caída de cinco puntos porcentuales en la aprobación de Vizcarra, que se ubicó en 65% en julio, según sondeo de Ipsos difundido por el diario El Comercio. Analistas dicen que Cateriano dará un respiro al gobierno frente a las criticas, aunque por su perfil confrontacional podría generar resistencia en la oposición en el fragmentado Congreso, a nueve meses de las elecciones generales del 2021.

‘Es una personalidad con mayor peso político que el primer ministro anterior’, dijo el analista político José Carlos Requena a Canal N. ‘Descargará la presión que tiene el presidente’. Vizcarra y el Congreso se encuentran enfrentados por una reforma política para luchar contra la corrupción. El nuevo gabinete ‘va a tener la gran posibilidad de lograr consensos y mantener puentes de diálogo que serán fundamentales’, dijo a la radio RPP el presidente del Congreso, Manuel Merino. Las relaciones entre el congreso y el gobierno han estado marcadas por una constante crispación desde que estalló la pandemia. Vizcarra carece de bancada y de partido.

Incluso antes, la relación del ejecutivo y el legislativo se encontraba fractura por una reforma política para luchar contra la corrupción. La líder opositora, Keiko Fujimori, saludó los cambios a través de Twitter: ‘Era urgente que hubiera cambios. Este nuevo gabinete es una oportunidad para corregir errores. No es momento de detenernos en diferencias políticas. Esperamos que este nuevo equipo tenga éxito, porque de su gestión depende la vida y la economía de todos los peruanos’, escribió Keiko, hija del ex presidente Alberto Fujimori.

Perú anunció su primer caso de coronavirus el 6 de marzo y tras duras restricciones levantó en julio la cuarentena en la mayoría de las regiones del país, para dar oxígeno a su economía que caería este año un 12.5% debido al freno productivo, según proyecciones del banco central. Pero expertos en salud temen un rebrote ante una mayor cantidad de personas en las calles con los comercios abiertos parcialmente y el reinicio el miércoles de vuelos domésticos, en medio de una crisis hospitalaria y con las camas de cuidados intensivos para enfermos del COVID-19 casi al tope Con información de AFP y Reuters

Diseño web profesional en Santo Domingo