Imagen de satélite del potencial ciclón nueve.
Imagen de satélite del potencial ciclón nueve a las 8:00 p.m. del miércoles. (Suministrada)

El potencial ciclón número nueve continúa dejando fuertes lluvias en su ruta por el Caribe y la costa suroeste de Puerto Rico con vientos máximos sostenidos de cerca de 45 millas por hora (mph), y se espera que el sistema finalmente alcance la categoría de tormenta tropical en esta noche o en la mañana del jueves, cuando podría tocar tierra en la República Dominicana y Haití.

Según el boletín de las 8:00 p.m. del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés), el fenómeno atmosférico continuará depositando lluvia en todo Puerto Rico esta noche, el jueves y, posiblemente, hasta el viernes.

De acuerdo con el informe, el sistema se encontraba a esta hora cerca de la latitud 16.0 norte, longitud 66.3 oeste, a unas 140 millas del sur de Ponce. Se mueve al oeste-noroeste a razón de 18 mph, lo que representa una reducción de cinco mph en comparación a los boletines anteriores, y mantiene vientos con fuerza de tormenta tropical que se extienden hasta 275 millas principalmente al norte y noreste del centro.

El meteorólogo Carlos Anselmi del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) precisó durante la mañana que el sistema pasaría al sur de la isla durante esta noche y madrugada. No obstante, aunque pase al sur, el NHC resaltó que las fuertes lluvias y ráfagas se extienden lejos de su centro, por lo que toda la isla puede experimentar condiciones de tormenta tropical.

El centro del sistema pasaría ahora más al sur de Puerto Rico, pero al ser un disturbio tan amplio, toda la isla podrá sentir condiciones de tormenta.

“El sistema no tiene un centro, por eso no es tormena tropical. Es un disturbio sumamente amplio. Sí el estimado del centro del sistema continúa al sur de Puerto Rico, pero la humedad asociada al mismo está en el área. Es lo que está causando los aguaceros que la mayoría de las personas del este de Puerto Rico y del interior de la isla están observando, al igual que Vieques y Culebra que han observado lluvias fuertes y ráfagas de vientos con esos aguaceros”, estableció el experto a El Nuevo Día.

Añadió que a medida que el sistema se acerque a Puerto Rico aumentará la actividad de lluvia. Detalló que el punto más cercano a la isla sería en horas de la madrugada cerca de Mayagüez.

“El potencial más alto del sistema son las cantidades de lluvia y continuamos pronosticando entre tres y seis pulgadas de lluvia con acumulaciones aisladas de entre 8 a 10 pulgadas de lluvia”, resaltó.

Imagen de satélite del potecial ciclón nueve. (NOAA)

Sobre cuál area de la isla recibiría la mayor cantidad de aguaceros, el meteorólogo indicó que será la mitad este de Puerto Rico. “Cercano a las áreas montañosas y también en el sureste de Puerto Rico se podría esperar actividad de lluvia fuerte”, detalló. Ante este panorama, el SNM emitió una vigilancia de inundaciones para Puerto Rico e Islas Vírgenes que entrará en efecto esta noche hasta el viernes en la mañana.

El experto subrayó que pese a que han encontrado vientos con fuerza de tormenta tropical, el sistema todavía no se ha convertido en un ciclón tropical debido a que hasta las 5:00 p.m., el disturbio no tenía un centro definido.

“El amplia área que cubre el sistema no ha permitido que se desarolle y también hay que recordar que no estamos en el pico de la temporada de huracanes. Este tipo de sistema no es tan común que se observe”, dijo. “Todavía no se le ha podido encontrar una circulación al sistema, por tal razón es que no se catalogó como tormenta tropical y continúa como disturbio. No obstante, se pronostica que a medida que se vaya alejando de las Antillas Menores, y entre en el área del Caribe, el sistema se reorganice y no se descarta que más tarde hoy se convierta en una tormenta tropical”, añadió.