Mundiales

Trump tacha de “estúpido” el gasto de 7 billones de dólares en Oriente Medio

Lunes, 12 de Febrero de 2018

Se prevé que en su nuevo plan presupuestario, Trump pida 18.000 millones de dólares en dos años para la construcción del muro en la frontera con México.

“Esta va a ser una gran semana para la infraestructura”, ha afirmado Donald Trump, en su cuenta personal de Twitter. El anuncio se refiere al plan presupuestario para el año 2019 que el presidente estadounidense revelará este lunes y en el que pedirá una mayor financiación para el Ejército, la construcción del muro fronterizo con México, los programas para luchar contra la epidemia de opioides y para el desarrollo de infraestructuras, reporta Reuters.

En el mismo tuit, Trump ha tachado de “estúpido” el gasto de grandes cantidades de dinero público en Oriente Medio. “Después de gastar estúpidamente 7 billones de dólares en Oriente Medio, ya es hora de empezar a invertir en NUESTRO país”, ha escrito el mandatario.

This will be a big week for Infrastructure. After so stupidly spending $7 trillion in the Middle East, it is now time to start investing in OUR Country!.

 

La propuesta de Trump incluirá 200.000 millones de dólares para infraestructuras y más de 23.000 millones para la seguridad fronteriza y el control de la inmigración, según ha informado Mick Mulvaney, director de la Oficina de Gestión de Presupuesto de la Casa Blanca. Asimismo, promete mantener una “defensa nacional robusta y reconstruida”.

Otro elemento clave de la propuesta serán 18.000 millones en dos años para la construcción del muro en la frontera con México. El presupuesto también incluye una partida de 13.000 millones de dólares en dos años para la lucha contra la epidemia de opioides que asola el país.

Al mismo tiempo, la propuesta va a recomendar recortes que buscan reducir el déficit en 3 billones de dólares durante un período de diez años.

No obstante, el plan presupuestario es percibido solo como una sugerencia por el Congreso, la autoridad constitucional que tiene la potestad de decidir sobre el nivel de gasto.