República Digital - Indotel Anuncio

15 de abril del 2021

Deportes

Nadal liquida a Zverev e iguala la eliminatoria

Es curioso cómo el gigante de hace un par de días devino en un jugador diminuto. Alexander Zverev, soberbio ante Ferrer en el partido que abrió la eliminatoria, se topó con la realidad al encontrarse con Rafael Nadal. Y la realidad es cruel, tozuda, cuando te ves con un tenista inabordable sobre el territorio desde el que […]




Es curioso cómo el gigante de hace un par de días devino en un jugador diminuto. Alexander Zverev, soberbio ante Ferrer en el partido que abrió la eliminatoria, se topó con la realidad al encontrarse con Rafael Nadal. Y la realidad es cruel, tozuda, cuando te ves con un tenista inabordable sobre el territorio desde el que ha forjado su leyenda. El número 1 del mundo se impuso por 6-1, 6-4 y 6-4, en dos horas y dieciséis minutos, igualando a dos puntos la eliminatoria de cuartos de final del Grupo Mundial de la Copa Davis que disputan en Valencia España y Alemania. David Ferrer y Philipp Kohlschreiber dirimirán el partido definitivo. La vigesimocuarta victoria consecutiva de Nadal en esta competición llegó incluso con mayor placidez de la que podía imaginarse. Desactivado desde el comienzo, el tenista de origen ruso, finalista la pasada semana del Masters 1000 de Miami, no encontró la manera de hacer frente a un adversario que vuelve a prometer mucho en la temporada de arcilla. Zverev arrojó la raqueta contra el piso por primera vez, víctima de la desesperación, cuando encaró las tres bolas con las que iba a quedar dos sets abajo. Por si fuera poco el caché de Nadal, el domingo nació con un cielo diáfano y la temperatura más alta de los tres días de eliminatoria. Así, al nivel del mar, en una pista muy lenta, bajo esas condiciones idílicas, su poder es del todo incuestionable. Firme con el servicio, que tendía a dirigir sobre el cuerpo del alemán con el fin de evitar que éste pudiese abrirle ángulos, Nadal construía los puntos con sencillez. Opuesta era la historia de Zverev, con enormes dificultades a la hora de crear las condiciones para ganar algún intercambio. En el segundo partido tras su reaparición, Nadal despejó pronto las dudas que podían existir sobre su rendimiento, más aún con el número cuatro del mundo al otro lado de la red. El alemán, al que derrotó por un doble 6-1 el pasado año en octavos de Montecarlo, demostró que, pese a hacerse semanas más tarde con el título en el Foro Itálico de Roma, aún está verde en este tipo de superficie. Carente de un plan definido, buscó soluciones de modo desordenado. Tampoco prosperaron sus escasas aproximaciones a la red. Ya en el tercer set, 3-1 abajo, dejó caer otra vez la raqueta contra la arcilla. Terminó como un alma en pena, cruelmente sometido por un Nadal aclamado por la hinchada.

Noticias destacadas