República Digital - Indotel Anuncio

18 de abril del 2021

Deportes

NBA: Golden State ya hizo historia y va por más

Su racha de 14 victorias en una postemporada ya es un récord, y con dos triunfos más seguidos sería el primer equipo en terminar invicto en los playoffs de la NBA. Los Warriors de Golden State se colocaron el domingo a dos victorias de capturar su segundo campeonato de la NBA en las últimas tres […]




Su racha de 14 victorias en una postemporada ya es un récord, y con dos triunfos más seguidos sería el primer equipo en terminar invicto en los playoffs de la NBA.

Los Warriors de Golden State se colocaron el domingo a dos victorias de capturar su segundo campeonato de la NBA en las últimas tres temporadas al propinarle a los monarcas Cavaliers de Cleveland otra paliza en la final. Y el quinteto liderado por Stephen Curry, Kevin Durant, Draymond Green y Klay Thompson está, además, a las puertas de convertirse en el primer equipo en la historia de la liga en finalizar una postemporada de manera invicta bajo el sistema actual de series de playoffs a un máximo de siete desafíos. De lograrlo, los Warriors estarían en carrera para convertirse en uno de los equipos más dominantes en la postemporada de la NBA y se encontrarían en buena compañía junto a otros trabucos.
Golden State, por tercer año al hilo, finalizó la temporada regular con la mejor marca global, 67-15, aunque se quedaron cortos de igualar o mejorar su foja de 73-9 del año pasado, el mejor récord de temporada regular en la historia de la liga. Pero los Warriors apenas comenzaban a calentar motores. En su serie de cuartos de final de la Conferencia Occidental los Warriors dominaron a los Trail Blazers de Portland en cuatro partidos con un promedio de ventaja por desafío de 18 puntos. El choque más cerrado fue el tercero, el cual Golden State ganó 119-113: salieron por la puerta ancha en el resto de los juegos por 12, 29 y 25 tantos, respectivamente. El Jazz de Utah fue el equipo que más “problemas” le dio a los Warriors durante la semifinal de la conferencia. Aunque Golden State también barrió la serie, los primeros tres partidos se definieron por 12, 11 y 11 tantos; el cuarto choque fue una paliza de 26 unidades para un promedio de ventaja en las victorias de 15 puntos. Los Spurs de San Antonio registraron el partido más cerrado ante los Warriors al caer en el primero de la final de conferencia por dos tantos, 113-111. Después de la baja de Kawhi Leonard, Golden State dominó los restantes tres desafíos por 36, 12 y 14, por lo que su promedio de ventaja fue de 16 tantos. Golden State es apenas el quinto equipo en la historia de la NBA en ganar sus primeros 10 partidos de postemporada sin  derrotas. Con sus dos victorias en esta final, los Warriors ostentan marca  de 14-0 en estos playoffs  (un récord en la NBA). Hasta ahora, los equipos con mejor desempeño en playoffs han sido los Lakers de 2001 (15-1) y los Bulls de Chicago de 1991 (15-2) y 1996 (15-3). Para ese entonces, la serie de primera ronda era a un máximo de cinco juegos. Actualmente es a siete partidos. Los Lakers de 1989 y de 2001 comenzaron la postemporada con marcas de 11-0, mientras que los Spurs de 2012 y los Cavaliers del año pasado abrieron con récord de 10-0. Otros equipos dominantes Cargados de talento en todas las posiciones, los Warriors son un equipo difícil de vencer, pero la NBA ha tenido otros equipos igual de dominantes en la postemporada. Los Lakers de la campaña de 2001 es uno de esos trabucos que abusó en la postemporada. El quinteto, liderado por Shaquille O’Neal y Kobe Bryant, “apenas” ganó 56 juegos en la temporada regular, pero barrieron sus tres series de postemporada y perdieron su único partido en el primer choque de la final de la NBA, 107-101, en tiempo extra. Si se toma en consideración que ganaron sus últimos ocho juegos de la temporada regular, los Lakers finalizaron el torneo con récord de 23-1. Nueve de sus 15 triunfos en playoffs fueron por doble dígito (12 de las 14 victorias de los Warriors han sido por doble dígito) y barrieron a tres de los mejores quintetos de la Conferencia en esa época; los Spurs de San Antonio, los Kings de Sacramento y los Trail Blazers.
Los Bulls de Chicago, durante la era de Michael Jordan, también fueron temidos en la NBA. La campaña de 1996 fue cuando los Bulls establecieron la marca de 72-10 en temporada regular que se mantuvo como récord hasta el año pasado. Chicago venció al Magic de Orlando a los SuperSonics de Seattle (actuales Thunder de Oklahoma City) en una temporada en la que ambos equipos ganaron 60 partidos o más. En total perdieron un juego contra los Knicks de Nueva York (semifinal de la Conferencia del Este) y dos choques de la final ante los SuperSonics. La edición de 1991 de los Bulls tampoco se quedó atrás: fue el primero de seis anillos para Chicago y Jordan y los Bulls solo perdieron un partido de camino a la final, en la semifinal de la Conferencia del Este contra los 76ers de Filadelfia. Los Lakers se llevaron el primero de la final, 93-91, pero Chicago dominó en los siguientes cuatro para conquistar su primer cetro. En pos de hacer historia nuevamente Los Lakers de 1989 y de 2001 comenzaron la postemporada con marcas de 11-0, mientras que los Spurs de 2012 y los Cavaliers del año pasado abrieron con récord de 10-0. Cleveland es el único equipo en recopilar marca de 8-0 en dos postemporadas al hilo. Pese a las grandes luminarias que jugaron o que juegan con los equipos antes mencionados, los Warriors vuelven a colocarse a las puertas de otra temporada histórica en la NBA. Si bien es cierto que la entrada de Kevin Durant descalabró el nivel competitivo, no es menos cierto que Golden State, sin Durant, se convirtió en una amenaza para el resto de la liga. Solo resta por ver si los Dubs completarán la hazaña cuando la final se reanude esta noche en Cleveland.

Noticias destacadas