República Digital - Indotel Anuncio

07 de mayo del 2021

Política

Nicolás Maduro se desdice ahora y no liberará a Leopoldo López

Nicolás Maduro ha comparecido ante algunos medios internacionales para «llevar la verdad al mundo» y prolongar su discurso anual a la nación, realizado el pasado domingo ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y evitar así a la Asamblea Nacional, tal y como ordena la Constitución. «La conclusión del año 2016 es que salimos más […]




Nicolás Maduro ha comparecido ante algunos medios internacionales para "llevar la verdad al mundo" y prolongar su discurso anual a la nación, realizado el pasado domingo ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y evitar así a la Asamblea Nacional, tal y como ordena la Constitución. "La conclusión del año 2016 es que salimos más maduros", sintetizó el mandatario, quien además se vanaglorió de que "algo debe tener este presidente obrero para resistir cuatro años de guerra mundial". Al margen de su particular resumen del año y de repetir los mismos argumentos y las pocas cifras macroeconómicas, que el chavismo esconde, el 'hijo de Chávez' se desdijo a sí mismo y aseguró que no liberará a Leopoldo López, el preso político más emblemático de su Gobierno. "Es un agente de la CIA preparado durante muchos años para ser presidente de Venezuela por la vía del terrorismo", acusó el primer mandatario al recordársele que en 2015 planteó un canje entre el líder de Voluntad Popular (VP) y el independentista puertorriqueño Óscar López Rivera, indultado ayer por Barack Obama. "Fue un comentario jocoso", se disculpó el presidente, quien alabó al dirigente boricua, "un gran revolucionario latinoamericano que nunca mató a nadie, nunca quemó ni destruyó nada", en referencia a López. Maduro también hizo referencia a la detención ilegal de Gilber Caro, diputado suplente de VP detenido la semana pasada pese a su inmunidad parlamentaria, al que definió como "un tipo que tiene 30 años de vida criminal, capturado con bombas, con armas, con mucho dinero, encargado de ir a matar a su propia gente". Caro fue apresado la semana pasada, junto a su novia, en la primera operación del Comando Nacional Antigolpe, que incluyó a dos concejales, dos dirigentes regionales de la oposición y el general retirado Raúl Isaías Baduel, antiguo ministro de Defensa de Chávez hoy crítico con la oposición. La Internacional Socialista ha reclamado la libertad inmediata de Caro y Amnistía Internacional definió el operativo como una "cacería de brujas" contra la oposición basándose en "absurdos argumentos conspirativos". El presidente también confirmó que ha programado una "gigantesca" contramarcha para el próximo lunes, 23 de enero, fecha emblemática en Venezuela pues se celebra el golpe de estado que derribó al dictador Pérez Jiménez. Ese día la oposición tiene previsto dirigirse al Consejo Nacional Electoral (CNE) para exigir unas elecciones que ahora mismo están en entredicho en Venezuela. De hecho, Maduro fue preguntado por un periodista sobre cuándo se van a convocar las elecciones a gobernador, que se debieron celebrar en diciembre y que la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, prometió para junio. El presidente eludió la cuestión y no contestó, en una clara apuesta por el silencio informativo impuesto al respecto por el chavismo. Todas las encuestas adelantan que el bloque revolucionario sufrirá en estas elecciones una derrota estrepitosa. "La Asamblea ha sido anulada y la patria sigue", se regodeó Maduro, quien no dudó en afirmar que "no me hace falta la Asamblea". El líder bolivariano embistió de nuevo contra el nuevo presidente parlamentario, Julio Borges ("tiene el fascista alboratado"), y contra su predecesor, Henry Ramos Allup.

Noticias destacadas