República Digital - Indotel Anuncio

09 de mayo del 2021

Opinión

No es por fuñir

Si se tratara realmente de partidos opositores a esta dictadura constitucional y a su sistema de corrupción e impunidad, habría que hacer algunas preguntas en nada capciosas, sin ganas de fuñir. -¿En qué perjudicaría a opositores/as consecuentes exigir enérgicamente un cambio sustancial de las normativas y la composición de la JCE, TSE y TC, antes […]




Si se tratara realmente de partidos opositores a esta dictadura constitucional y a su sistema de corrupción e impunidad, habría que hacer algunas preguntas en nada capciosas, sin ganas de fuñir. -¿En qué perjudicaría a opositores/as consecuentes exigir enérgicamente un cambio sustancial de las normativas y la composición de la JCE, TSE y TC, antes de los comicios del 2020? – ¿En qué les desfavorece luchar tenazmente para que quienes estén llamados a organizar y arbitrar esas elecciones no sean los designados por el presidente Medina para imponer los designios del cogollo del PLD? -¿Por qué puede molestarle que se demande la destitución y procesamiento del presidente Medina y su equipo, empecinados en el continuismo a cualquier precio? -¿Qué los lleva, salvo excepciones, a no apoyar el juicio político a Danilo? -¿Por qué no admitir que con este Gobierno y estas instituciones no puede haber ni justicia independiente ni elecciones confiables? – ¿A qué se debe su pasividad, incluso complacencia, con una situación institucional tan adversa? – ¿Cuáles son los motivos de su negativa a forzar un cambio de reglas de juego antes de que se repita lo del 2012 y el 2016? – ¿Por qué no aceptan que la Constitución neoliberal, centralizadora y autoritaria del 2010 es madre y padre jurídico-institucional de esta dictadura morada disfrazada de democracia? ¿A qué se debe que rehúyan la propuesta de un proceso constituyente (con Asamblea Soberana y Participativa incluida), electa directamente por el pueblo, para cambiar las reglas básicas y refundar las instituciones? ¿Por qué, cuando hablan de reformas constitucionales, se sujetan a la Asamblea Revisora, que es el mismo Congreso antidemocrático y corrompido que nos gastamos? Tengo una respuesta que podría ayudar a entender la causa fundamental de esta aparentemente absurda contradicción que cruza estas preguntas. Pienso que esa manera pusilánime de competir electoreramente, aceptando lacras y normativas anti-democráticas y tramposas, más que curiosa o extraña, es reveladora de que ellos forman parte del mismo sistema institucional y aspiran a hacer dentro de él lo que antes hicieron (e incluso hacen ahora en instancias estatales que controlan). Algo similar o parecido a lo que hace la cúpula del PLD, solo que ya con menos agallas y menos eficiencia delincuencial. No son, pues, verdaderos partidos opositores. Son organizaciones clientelistas funcionales al orden constitucional, al negocio y a la podredumbre política reinante, que sencillamente ahora cuentan con menos poder dentro de un sistema compartido.
NARCISO-ISA-CONDE11111121-270x

Noticias destacadas