República Digital - Indotel Anuncio

17 de abril del 2021

Opinión

No reforma en este momento

Por: Daniel García Archibald. Estoy totalmente en desacuerdo con una reforma constitucional en este momento como han estado planteando diversos sectores políticos y no políticos. Para quienes no lo saben o no quieren darse por enterados, todas las encuestas aportan el dato de que una amplia mayoría de la población no quiere reforma a la Constitución. Por esa y […]




Por: Daniel García Archibald. Estoy totalmente en desacuerdo con una reforma constitucional en este momento como han estado planteando diversos sectores políticos y no políticos. Para quienes no lo saben o no quieren darse por enterados, todas las encuestas aportan el dato de que una amplia mayoría de la población no quiere reforma a la Constitución. Por esa y muchas otras razones es imprudente, improcedente y muy peligroso, plantearse reformar la Constitución de la República en estos precisos momentos. Una cosa es que sectores de la sociedad, incluyendo partidos y líderes políticos, estén de acuerdo con una reforma constitucional, que incluya ponerle un candado a la Carta Magna, y otra es embarcarse en esa aventura en este momento. Además, qué se busca realmente con reformar la Constitución a cinco meses de unas elecciones municipales y a ocho de las presidenciales y congresionales? Habilitar al presidente Danilo Medina. Resolverle un problema en el que él se metió cuando deseaba a cualquier precio repostularse como candidato presidencial para las elecciones de 2015. En ese momento, Danilo Medina cedió todo lo que pudo y eso incluyó prometer y aceptar que nunca más sería candidato, y hasta le habló al país y dijo estar consciente de lo pactado en el Comité Político de su partido. Pero como todo político que no cumple su palabra, Danilo intentó de nuevo modificar la Constitución para volver a postularse, escenario en el que fue derrotado por toda la sociedad. Pero ahora, ante la realidad de irse del poder, no quiere hacerlo con las manos vacías, y procura el regalo de su rehabilitación la cual impulsan sectores de la oposición, para sorpresa de algunos. Solo que en el paquete también hay un regalito para sectores de la oposición, como es el caso de unificar, de nuevo, las elecciones municipales con las presidenciales y congresionales. Unificar las elecciones, junto a otros aspectos, que incluiría un proyecto de reforma, son accesorios, una especie de carnada para que los ingenuos caigan en la trampa. De ocurrir algo así, sería volver a modificar la Constitución para beneficiar a una persona, es decir, para beneficio de quien ocupa la presidencia de la República en ese momento. No a la reforma en este momento.

Noticias destacadas