04 de agosto del 2021

Mundiales

Noche vieja en China para recibir al Gallo, adiós al Mono

Beijing. La vasta población de esta nación está atareada hoy preparando la cena de noche vieja para recibir al Gallo, animal que regirá desde mañana el año 4715 según el calendario chino. En esta ocasión se celebrará la entrada del Año del Gallo, un animal que será protagonista a lo largo de 2017. Este animal, […]




Beijing.

La vasta población de esta nación está atareada hoy preparando la cena de noche vieja para recibir al Gallo, animal que regirá desde mañana el año 4715 según el calendario chino.

En esta ocasión se celebrará la entrada del Año del Gallo, un animal que será protagonista a lo largo de 2017.

Este animal, que representa al décimo de los que conforman el zodíaco chino, es símbolo de bondad, además de ser una criatura que madruga y para las personas con este signo significa que son trabajadoras y con talento.

Para recibir el nuevo año lunar, diversas costumbres se cumplen por estos días como los clásicos desfiles tradicionales, la adoración de los antepasados con ofrendas, la quema de petardos, entre otros, pero una de las más importantes es la cena de la familia entera y la vigilia en espera del Año Nuevo.

Esta noche los chinos se reúnen en casa para cenar juntos. El banquete no empieza hasta que todos estén presentes y si alguien no puede llegar, se pone un servicio para ese individuo en la mesa, simbolizando la reunión completa de la familia.

Al presente, tener la cena de la noche vieja en restaurantes es una moda nueva y su venta hace gran furor, pero aún muchos viajan hasta sus provincias natales para reunirse con sus seres queridos y amigos de la infancia.

Cumpliendo con usanzas, los ravioles y el niangao (pastel en alusión a una vida mejor) son alimentos tradicionales en la Fiesta de la Primavera que no pueden faltar esta noche en la mesa, aunque varíe su elaboración en dependencia de la provincia.

En el norte del país se preparan ravioles en la noche vieja y se les come cuando el reloj marca las 24 horas.

A fin de desear buena suerte, algunos agregan monedas, caramelos, castañas, dátiles o semillas de maní en el relleno, cada uno con un augurio diferente.

Si te toca un raviol con moneda, se cree que ganarás mucho dinero en el nuevo año; cuando encuentras un caramelo, tendrás una vida dulce; y si de maní se trata el hallazgo, pues disfrutarás de una buena salud y vivirás una larga vida.

La vigilia en la noche vieja empieza por la cena y para ello todos los miembros de la familia se sientan a la mesa a la caída del sol, y en algunos hogares la comida dura hasta avanzada la noche.

Para el postre, la mesa está repleta de tazas de té, golosinas y frutas que todos deleitan mientras platican y se ríen, aguardando la llegada del Año Nuevo.

A menudo, las personas de este territorio consideran que el país tiene forma de un gallo, por ello creen que este animal dará más suerte y traerá buen presagio, armonía y tranquilidad en esta Fiesta de Primavera alejando este el 28 de enero de 2017 al mono que nos dejó -según dicen algunos- ‘envueltos en llamas’.

Noticias destacadas