República Digital - Indotel Anuncio

20 de abril del 2021

Opinión

Nomenclatura drogas y migración RD

La nomenclatura de los escenarios del bajo mundo de las drogas y la migración en RD está estructurada y basamentada en la corrupción de las autoridades policiales, militares y judiciales con el incuestionable aval político. Se afirma que responde a una oscura, tétrica, criminal trama , proceder amparada en los gobernantes de turno por los […]




La nomenclatura de los escenarios del bajo mundo de las drogas y la migración en RD está estructurada y basamentada en la corrupción de las autoridades policiales, militares y judiciales con el incuestionable aval político. Se afirma que responde a una oscura, tétrica, criminal trama , proceder amparada en los gobernantes de turno por los impresionantes y abultados dividendos que reportan a los actores involucrados en ambos escenarios. Voy más profundo, compartiendo la versión de que los jefes militares en la frontera y los comandantes policiales en las diferentes dotaciones, dominan el tráfico de indocumentados por apelativos pecuniarios vinculados a la corrupción, y los segundos conocen y toleran los puntos de drogas de los que perciben el peaje de un flujo constante de ingresos. El tema es a propósito del asesinato del coronel policial Daniel Ramos Álvarez, comandante de la dotación policial de Baní, provincia Peravia, ocurrido el día ocho del presente mes, por el deportado narcotraficante Rafael Antonio Díaz, cuando el oficial “acudió a intervenir un punto de droga”. Hay reiteradas versiones que denuncian a comandantes policiales vinculados a los capos de drogas que toleran a cambio de una retribución, que suben cada vez más, hasta que los capos se niegan y entonces vienen las tragedias. Carezco de elementos probatorios que vinculen al fallecido coronel Daniel Ramos Álvarez con estos métodos deleznables, que empero, amerita un arqueo profundo, empezando por ilustrar como es que un comandante policial conoce en el área de sus responsabilidades uno o varios puntos de drogas y no procede ipso facto a desmantelarlo. Empero, lo peor y más grave de todo este escenario pútrido es que el Presidente de la República, ayer como hoy, ignore el aberrante entramado de drogas y migración, sin proceder a desmantelarlos. Por: Ubi Rivas.

Noticias destacadas