República Digital - Indotel Anuncio

18 de abril del 2021

Opinión

Octavio: ¡mi héroe…!

-Con motivo del 59vo. Aniversario versario de la repatriación armada por la Raza Inmortal el 14 de Junio, reproduzco parte de la carta de mi hermano Octavio a su novia Christine antes de venir a inmolarse por su patria- Personalmente, yo preferiría que iniciásemos nuestra acción con una larga y profusa campaña por radio y […]




-Con motivo del 59vo. Aniversario versario de la repatriación armada por la Raza Inmortal el 14 de Junio, reproduzco parte de la carta de mi hermano Octavio a su novia Christine antes de venir a inmolarse por su patria- Personalmente, yo preferiría que iniciásemos nuestra acción con una larga y profusa campaña por radio y publicaciones clandestinas tratando de elevar el espíritu cívico de la población y creo esto haría más, tal vez, que llegar con un grupo de algunos cientos de hombres a luchar contra un ejército organizado de 20,000 militares. Sin embargo, a veces uno no puede cambiar las cosas. Es posible que si una persona no comparte la lucha material, el pueblo no crea sus enseñanzas o consejos, por buenos que estos sean”. “Aquí estoy, listo para partir a esa lucha. Mi hermano Marcio acaba de renunciar a su posición de Asesor del Presidente de Venezuela, dirigiendo los trabajos de Planeación, remunerada excelentemente, que él realmente quería y por la que dejó Londres, dejó a su esposa encinta para unirse a la lucha. Esta misma actitud es la de mi hermana, una persona que aunque tiene un título universitario ha sido siempre una cultivadora de la vida de sociedad. Tirso, mi hermano más joven está en la lista de los perseguidos para ser apresado, e intenta salir al exterior. No es mi ambición sobrevivirles. De hecho, si yo fuese a considerar mi interés personal, preferiría quedarme en mi trabajo donde he encontrado, finalmente, bastante libertad de acción para ejercer mis conocimientos y sobre todo para investigar y tratar de romper las fronteras del conocimiento humano en mi campo profesional”. “Debo ser consistente con mis creencias… Es posible que sea la más inadecuada, pero sí la más positiva oportunidad de hacer algo por mi país. Si llegase a ganarme la confianza del pueblo, yo podría, aun fracasando el intento militar, hacer algo por la gente de mi país, en el caso muy eventual de sobrevivir en esta aventura…” “Estoy actuando como líder de un pequeño grupo de intelectuales y hemos decidido que es valioso intentar lo que se pueda hacer, aun dentro de las condiciones imperantes (Acción Revolucionaria Pro-Patria), aunque creemos en mejores formas de ayudar al país que morir casi sin producir el primer impacto serio por cambios profundos, pero ellos pudieran tener razón. Nosotros podríamos plantear una mejor forma de hacer las cosas o preparar otro intento calculado más científicamente, como pensamos debe hacerse esta lucha…” “Me resulta difícil creer que somos un pueblo sin esperanza ni futuro…” “Debo ser sincero contigo y debo confesarte que voy a tratar de lograr que la expedición sea todo un éxito, pienso aportar todo lo que pueda con ese fin, pero te mentiría si no te dijera que no creo que tengamos más de un 10% de posibilidades de éxito y menos aun las de salir con vida, según lucen las cosas ahora. Trataremos de lograr mayores posibilidades de éxito, si fuere posible y evitar derramamientos de sangre innecesarios y el fracaso militar de la expedición”. Por: Tirso Mejía Ricart.

Noticias destacadas