República Digital - Indotel Anuncio

21 de abril del 2021

Opinión

Odebrecht

César Duvernay. Paradójicamente la indiscutible calidad profesional de la constructora brasileña Odebrecht contrasta con su predilección a los mecanismos torcidos para obtener resultados. Los casos por soborno y corrupción que tienen en más de una decena de países incluyendo al nuestro donde tendrán que pagar 184 millones de dólares de multa, sustentan lo enunciado. Vinculada […]




César Duvernay.
Paradójicamente la indiscutible calidad profesional de la constructora brasileña Odebrecht contrasta con su predilección a los mecanismos torcidos para obtener resultados. Los casos por soborno y corrupción que tienen en más de una decena de países incluyendo al nuestro donde tendrán que pagar 184 millones de dólares de multa, sustentan lo enunciado. Vinculada a coimas, peculado y truchimanerías, la palabra Odebrecht es sinónimo de problemas y por lo cual no pocos estrategas en comunicación y manejo de crisis le hubiesen recomendado al gobierno dominicano obtemperar al pago de  708 millones de dólares adicionales, que por supuestos sobrecostos e imprevistos en la construcción de las planta termoeléctricas Punta Catalina ahora está exigiendo la multinacional y sus socios criollos. “Batir a Odebrecht no conviene; salgan de eso, páguenle sus cuartos basados en la extensión de los plazos de terminación y las modificaciones hechas, para que entreguen, se larguen y que ya no haya ruidos”, parecieran las palabras de algún cotizado gurú comunicacional ante el riesgo de atizar la flama o de no saber cuáles pudieran ser las armas de presión (...) de los cariocas, que ya no tienen nada que perder. Sin embargo y en una actitud no solamente loable, sino valiente, responsable y dominicanista, la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) se ha negado a la pretensión  del Consorcio Odebrecht-Tecnimont-Estrella y los ha emplazado formalmente a la culminación de la obra (avanzada en más de un 85 por ciento) sin erogar un solo centavo más allá de los mil 945 millones de dólares de la contratación y de los cuales ya el Gobierno ha invertido más de 1,600, es decir un 83 por ciento. La postura de la CDEEE y de su vicepresidente Ejecutivo, Rubén Jiménez Bichara, de apegarse solo a lo acordado mediante contrato, y de no descartar cualquier opción para si así fuese necesario, terminar y encender las plantas el año que viene, interpreta el sentir popular ante esta desproporcionada petición y merece el apoyo de todos. Pareciera como si, cónsonos a su esencia y a lo que ha sido un comportamiento reiterado, Odebrecht sacara junto a las uñas, una carta con tufo a chantaje, o lo que en buen dominicano se interpretaría como un  tigueraje del que ahora pretende que sea el Estado que le pague su multa.

Noticias destacadas