República Digital - Indotel Anuncio

06 de mayo del 2021

Opinión

Odebrecht: el dicho del perro huevero

  César Medina. Como quien no quiere la cosa, Listín presento en su edición digital del viernes en la tarde dos noticias importantes, una debajo de la otra, con los siguientes títulos: Constructora Odebrecht: no fuimos los primeros ni seremos los Últimos en pagar sobornos y la otra: China y España están ocupando el espacio […]




 
César Medina.
Como quien no quiere la cosa, Listín presento en su edición digital del viernes en la tarde dos noticias importantes, una debajo de la otra, con los siguientes títulos: Constructora Odebrecht: no fuimos los primeros ni seremos los Últimos en pagar sobornos y la otra: China y España están ocupando el espacio dejado por Odebrecht en América Latina. Podrá parecer pura coincidencia, pero no lo es porque ambas noticias partieron del mismo origen: un foro de la industria petroquímica, ingeniería, construcción y mantenimiento de infraestructura celebrado con la participación de medio mundo en Nueva Orleans, Estados Unidos, con el patrocinio ¿saben de quién? De la mismísima Odebrecht. Fue el escenario ideal para que el actual CEO de Ingeniería y Construcción Internacional de la empresa brasileña, Falvio Fari­a, se despachara con la siguiente expresión, que tal vez resultara insultante y ofensiva si no tuviera tanta razón: No somos los primeros, y seguro que no seremos los Últimos en incurrir en la práctica delictiva del soborno; nosotros no vamos a volver a hacerlo (…) aunque sabemos que hay otras empresas que siguen haciéndolo Pero no se quedó ahí­: El pago de sobornos forma parte de la naturaleza humana y es una práctica extendida a todos los sectores económicos, y no sólo en el mundo de las infraestructuras. Es una práctica común en todas las actividades económicas del mundo. (…) Existe en todos los países y en todas las industrias. Las sociedades tienen que tener mecanismos de control y de castigo; de lo contrario, no se va a resolver nada. Entonces China y España El ejecutivo de Odebrecht intento camuflar su inferencia sobre lo que Él define como práctica extendida de sobornos en Latinoamérica para agenciarse obras de infraestructura, al señalar que China y España están ocupando el espacio que ha dejado la empresa brasileña después del escándalo de corrupción que involucra a 1 2 países de la region, entre ellos la República Dominicana.
China tiene una estrategia muy bien definida en Latinoamérica: ofrece inversion a cambio de commodities, y esa inversion viene principalmente en forma de financiación de obras de infraestructuras. El avance de ese país asiático en la region es incuestionable y muy marcado, pero también empieza a apreciarse una remontada de las constructoras españolas, observo el empresario brasileño. En este Último caso el de España--, Faria recuerda que a partir de la crisis económica de 2008 las empresas constructoras ibéricas se habían alejado del mercado de la infraestructura latinoamericana, pero que están regresando para recuperar esos espacios a propósito de la salida de Odebrecht como consecuencia de los escándalos de corrupción. Los brasileños, sin embargo, no se resisten a abandonar el mercado latinoamericano y de acuerdo con Fari­a, Odebrecht se recuperará en el año 2018 después de cumplir con los compromisos financieros que ha asumido para resarcir a los países afectados con sus operaciones ilegales. Abre otros mercados En los Estados Unidos --donde Odebrecht desarrolla obras multimillonarias por las cuales deberá pagar más de dos mil millones de dólares debido a los ilícitos cometidos--, la empresa brasileña promete obtener nuevos contratos antes de finalizar el presente año. En Peru, explico el CEO de Odebrecht, la empresa libra una batalla con el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski para evitar que se materialice una orden judicial que la veta para participar en futuras obras de construcción y que rescinde los contratos que tenía en ejecución al momento de revelarse los ilícitos en que había incurrido. Lo mismo en Ecuador, con el nuevo presidente Lenin Moreno. Aquí­ en el país Odebrecht aún tiene a su cargo la terminación de las plantas gemelas de Punta Catalina, que deben entrar en operación a mediados del próximo año. Perro huevero, aunque le quemen el hocico.

Noticias destacadas