República Digital - Indotel Anuncio

15 de abril del 2021

Opinión

Odebrecht, entre negociaciones y bellas campañas

Por: Marien Aristy Capitán. Revisar el expediente acusatorio del caso Odebrecht es perderse en un mar de elucubraciones. No hay forma de entender, por más que lo haya querido explicar el procurador Jean Alain Rodríguez, por qué al final solo quedaron siete encartados. Sorprende, aunque sin sorprender en realidad, que hayan sido excluidas aquellas personas que […]




Por: Marien Aristy Capitán. Revisar el expediente acusatorio del caso Odebrecht es perderse en un mar de elucubraciones. No hay forma de entender, por más que lo haya querido explicar el procurador Jean Alain Rodríguez, por qué al final solo quedaron siete encartados. Sorprende, aunque sin sorprender en realidad, que hayan sido excluidas aquellas personas que ayudaron a los acusados a introducir el dinero ilícito en el sistema financiero: hijos, esposas, yernos y hermanos, por ejemplo, que se mencionan sólidamente pero solo adornan el expediente. ¿Se habrá negociado? No hay otra explicación convincente para ello. Dejando a un lado a los encartados y los convenientemente descartados (ay, ese lindo Comité Político), también sería bueno que alguien respondiera el escrito de incidentes y ofertas probatorias del exministro Víctor Díaz Rúa, quien afirmó que el dinero que le atribuye el Ministerio Público en cuanto al enriquecimiento ilícito y supuesto lavado de activos era del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y que él lo manejaba como secretario de Finanzas y encargado de finanzas de las campañas electorales. Si ese dinero que Rondón gentilmente le transfirió a Díaz Rúa fue utilizado para las campañas del PLD, está admitiendo de una u otra forma que Odebrecht sí financió al partido oficialista y, por tanto, que las obras que se le dieron fueron un pago por los servicios prestados. Eso se llama, por cualquier vía, corrupción. Es evidente que en el PLD las cosas se han torcido desde hace tiempo y que han dejado pasar demasiado con tal de quedarse en el poder. ¡Qué pena saber que, al final, no caerá todo el que debiera!

Noticias destacadas